Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Sí, tu teléfono te escucha, pero puedes impedirlo

Las aplicaciones que tienen permiso para utilizar nuestro micrófono aparecen en los ajustes de privacidad.

Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal.
Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal.
EVERYTHINK PR

Hace unos días muchos usuarios se llevaban las manos a la cabeza al enterarse de que, sin darse cuenta, habían dado permiso a la aplicación de La Liga para acceder a los micrófonos de sus teléfonos móviles, encenderlos y utilizar la información captada para sus propios fines. Unos –los más ingenuos– ni siquiera se habían planteado esta posibilidad. Otros, sin embargo, encontraron por fin la prueba que daba solidez a sus teorías conspiranoicas.

Estos últimos son esos a los que has oído decir alguna vez "mi teléfono me espía". Esos que dicen haber hablado con un amigo por la calle sobre que tienen dolor de espalda porque su cama es una porquería y necesitan cambiarse de colchón y, al mismo tiempo, pese a jurar no haber realizado nunca una búsqueda al respecto en internet aseguran que, desde esa conversación, no paran de toparse con anuncios de colchones en todas las webs que visitan.

Una simple búsqueda de 'mi móvil me escucha' en Google arroja casi 11 millones de resultados. Lo que demuestra que es una preocupación recurrente. La Liga dice que lo hace para detectar bares que emiten partidos de fútbol sin pasar por caja, pero los fines para los que podrían utilizar esos datos otras aplicaciones ascienden a infinito. ¿Es realmente una práctica tan común?

x He leído y acepto...

Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal, recalca que es evidente que esa tecnología existe, pero también matiza que, a día de hoy, todas las aplicaciones deben informar al usuario, durante su instalación, de las funcionalidades a las que quieren acceder y pedirle permiso para ello. Ya sea el micrófono, la cámara, la galería de fotos, la localización o la agenda de contactos. Lo que ocurre es que todos sabemos lo cómodo que resulta marcar de forma automática todas las casillas que empiecen por algo parecido a 'he leído y acepto...' sin siquiera haber acabado de leer la frase.

Hasta aquí muchos incluso pensarán "tampoco tengo nada que ocultar". Para que seamos un poco más conscientes de lo que puede suponer descargar aplicaciones al tuntún, Nieva nos pone un ejemplo muy claro. Check Point ha desarrollado una aplicación móvil similar a la que podría ofrecerse a los asistentes a un congreso. La típica que facilitaría la agenda, el lugar de las ponencias, una guía útil, etc. "Esa misma app te pide permisos que no leemos y, cuando la descargas, tenemos una consola en la que vemos quién está conectado y dónde está. Si quisiésemos hacer espionaje industrial, podríamos activar su micrófono cuando nos interese (porque nos ha dado permiso) y mandarnos un correo con la grabación", expone Nieva.

Supervisión continua

Para evitar este tipo de peligros, el director técnico de esta empresa dedicada a la seguridad recomienda al usuario acceder frecuentemente a la configuración de privacidad de su teléfono móvil y comprobar qué aplicaciones tienen activado el permiso para acceder a cada función. "Para la localización es posible especificar si la aplicación puede utilizarla 'siempre', 'nunca' o 'al usarse' pero esa opción no existe para el micrófono ni para la cámara, lo que significa que pueden activarse en cualquier momento".

Si eres muy aficionado a descargar juegos o aplicaciones de entretenimiento gratuitas y nunca has entrado en este apartado de tu teléfono, es posible que te sorprendas al comprobar que un inocente 'embellecedor de fotos' tenía total libertad para acceder a tu micrófono o que una app en la que ni siquiera pueden subirse fotos tenía permiso para usar tu cámara o acceder a tu galería.

Ok Google / Oye Siri

"A día de hoy los sistemas operativos son muy estrictos respecto al tema de los permisos y tanto en Apple como en Android, ninguna app a la que le hayas quitado los permisos puede acceder a tu micrófono. A menos que haya una vulnerabilidad, claro".

Ya solo queda la duda de si es el propio sistema operativo el que nos escucha. Tanto Google como Apple tienen una función de reconocimiento de voz que, en teoría, solo se activa cuando pronuncias las palabras clave 'Ok Google' / 'Oye Siri'. En ambos casos esas peticiones de búsqueda son grabadas y enviadas para procesar tus peticiones. De hecho, Google da la opción de consultar, leer las transcripciones y escuchar todos los audios que tiene guardados de ti desde el inicio de los tiempos así como todos los lugares en los has estado (si tienes abierta tu cuenta en el navegador basta con entrar a: https://myactivity.google.com/).

Ambas compañías aseguran que no utilizan estos datos más que para entenderte mejor y mejorar la experiencia de usuario y de momento no ha salido a la luz que no sea así. Así que quedan dos opciones: o fiarse, o inhabilitar por completo estas funciones en nuestros teléfonos. Como dice Nieva, proteger nuestra privacidad conlleva, en muchos casos, renunciar a muchas facilidades.

Cuidado, su móvil puede estar espiándole


Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión