Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tres de cada cuatro jóvenes reconocen distraerse al volante, la mayoría por el móvil

Según los encuestados, otras de las distracciones más frecuentes son cantar, escuchar música a gran volumen y consultar mapas o el GPS.

Un conductor mirando su móvil.
Tres de cada cuatro jóvenes reconocen distraerse al volante, la mayoría por el móvil
Aránzazu Navarro

Más del 77 por ciento de los jóvenes conductores admite distraerse al volante y la mayoría de ellos, el 67 %, lo achaca al uso del teléfono móvil mientras circula.

Estos son los datos que se extraen del estudio 'Emotional Driving: Jóvenes al volante, distracciones y uso del móvil' que ha realizado el Instituto Sondea y ha sido presentado hoy por las empresas Gonvarri y Movistar, según informa esta última a través de un comunicado.

El informe, que recoge la opinión de más de 1.000 conductores de entre 18 y 30 años, también refleja que más de la mitad de ellos (52 %) reconoce haber tenido, él o una persona cercana, algún incidente por una distracción relacionada con su teléfono.

Estos datos contrastan con la percepción del riesgo que tienen los jóvenes a sufrir un accidente por esta distracción, pues la opinión generalizada es que no es peligroso consultar mensajes en el móvil durante cuatro segundos mientras conducen porque esto no les hace "perder la atención".

A este respecto, el estudio recuerda que esos cuatro segundos equivalen, a una velocidad media de 100 km/h, a una distancia recorrida de 120 metros sin mirar a la carretera.

Aparte del móvil, entre las causas más frecuentes de distracción al volante para los jóvenes, según su propia opinión, están: cantar (87,7 % de los encuestados), escuchar música a gran volumen (76,2 %) y consultar mapas o el GPS (74,8 %).

Otras causas de distracción al volante para los jóvenes menos frecuentes pero más graves son hacer fotos -algo que reconoce hacer casi el 32 % de los entrevistados-, beber alcohol -el 21 %- o incluso consumir drogas, como es el caso del 10,6 %.

El informe también fijó como objetivo identificar las principales motivaciones que tienen los jóvenes a la hora de conducir de manera más segura y, según los resultados, estas giran en torno a su lado más emocional, por encima del miedo a ser sancionado.

El 74,4 % de los jóvenes considera la responsabilidad de llevar a más gente en el coche un aliciente para ser más cauto; un 70,5 % lo es para no preocupar a alguien en particular en caso de sufrir un accidente y un 64 %, cuando piensa en su familia.

Este componente sentimental tiene mucho más peso para los jóvenes, según el informe, que el miedo a ser sancionado por una multa (el 30,5 % piensan en este riesgo), a que les quiten el coche (20,6 %) o los puntos del carné (19,4 %).

El informe destaca también el papel fundamental del copiloto dentro de los resultados obtenidos, ya que dos de cada tres jóvenes, es decir, el 63,4 %, ha declarado haber dicho alguna vez a un conductor que dejara de utilizar su móvil.

También subraya el estudio la falta de formación en seguridad vial de los jóvenes más allá del examen para obtener el permiso de conducir: el 73 % declara no haber recibido nunca información o formación a este respecto después de sacarse el carné.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión