Despliega el menú
Sociedad

Fallece la hermana pequeña de la reina Máxima de Holanda

La joven, de 33 años, que sufría problemas depresivos, fue encontrada muerta en su casa de Buenos Aires.

La reina Máxima, en una imagen de archivo.
La reina Máxima, en una imagen de archivo.

La Casa Real holandesa está de luto después de que hoy se haya confirmado el fallecimiento de la hermana pequeña, la protegida, de la reina Máxima de Holanda. Según un comunicado del Servicio de Información del Gobierno neerlandés, la monarca ha asegurado sentirse "muy conmocionada y muy triste", por el fallecimiento de la joven Inés, que tenía 33 años.

Según varios diarios argentinos, que dedican un amplio espacio a la noticia del óbito, la hermana de la reina sufría problemas depresivos y ha sido encontrada muerta en su casa en Buenos Aires. Al parecer, algunas fuentes hablan de  "un suicidio", según confirmó un portavoz del Gobierno neerlandés a la televisión holandesa NOS.

En estos momentos, se desconoce la fecha en la que será enterrada y en la que la reina Máxima viajará a su país natal, Argentina, para estar presente en el funeral de su hermana, 13 años menor que ella y con quien estaba muy unida.

Inés fue una de las pocas personas de su familia que acudió a la boda de su hermana en Holanda y ejerció de dama de honor. De hecho, en el libro 'Máxima, una historia real', biografía no autorizada de la reina de Gonzalo Álvarez Guerrero y Soledad Ferrari, se habla de que "entre tantas expectativas, previsiones y visitas, la futura princesa le dedicó mucha atención a Inesita, su protegida, que en plena crisis de identidad lidiaba con unos kilos de más, una profunda timidez y una muy reciente pelea con su madre. Llegó a Holanda con un estudiado 'look dark' y preocupó a algunos consejeros de la corona. Máxima, amable y tajante, advirtió que no se metieran con ella".

Inés era también madrina de una de sus sobrinas, la princesa Ariane, y aunque no era habitual verla en actos públicos, se sabía que desde hace años sufría un trastorno alimenticio  por el que tuvo incluso que ser ingresada.

Hace poco menos de un año, en agosto de 2017, la reina Máxima perdió a su padre, como consecuencia de una larga y dolorosa enfermedad.

Etiquetas
Comentarios