Sociedad
Suscríbete por 1€

El hedor de un pasajero obliga a un aterrizaje de emergencia

El vuelo de Transavia desde Amsterdam con destino Gran Canaria tuvo que dejar al hombre en Faro, al sur de Portugal, porque su olor era nauseabundo.

El hedor de un pasajero obliga a un aterrizaje de emergencia
El hedor de un pasajero obliga a un aterrizaje de emergencia

Hay situaciones que pueden desviar la trayectoria de la vida no solo de quienes la protagonizan, sino también de terceros. Y hay veces qu el cambio de rumbo debe tomarse por las circunstancias más insospechadas.  Es lo que ocurrió el pasado martes, 29 de mayo, en el vuelo de la compañía Transavia procedente de Amsterdan con destino Gran Canaria.

El avión tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en Faro, al sur de Portugal, para sacar de allí a un pasajero que exhalaba un olor tan nauseabundo que produjo desvanecimientos y vómitos entre el pasaje.

Fue el propio comandante quien decidió hacer la escala en Faro debido a los efectos del intenso hedor que emanaba del pasajero.

“Fue como si no se hubiera lavado durante varias semanas. Varios pasajeros se sintieron mal y tuvieron que vomitar”, dijo Piet Van Haut, un belga que iba a bordo del avión.

En Faro, el pasajero que, presuntamente, no se había lavado en varias semanas fue trasladado en ambulancia, mientras que el avión prosiguió su vuelo hacia Gran Canaria, con un retraso de tres horas. .

En la compañía de Transavia se produjo un hecho similar en febrero de 2018, aunque en esa ocasión fueron las flatulencias de un pasajero las que obligaron al aterrizaje de emergencia.

J. del Campo, un piloto comercial con más de 20.000 horas de vuelo a sus espaldas, y Luisa del Campo, psicóloga clínica experta en  ayudar a superar el miedo a volar, han contado a través de un cuenta de Twitter @FelizVuelo lo ocurrido:

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión