Despliega el menú
Sociedad

Isabel Pantoja, una orgullosa y 'exclusiva' abuela, en el bautizo de su nieta

La tonadillera, que concede su primera exclusiva después de salir de la cárcel, reconoce que es una abuela de manual, que se desvive por sus nietos.

Portada de la revista 'Hola' donde la cantante posa en exclusiva con sus nietas.
Portada de la revista 'Hola' donde la cantante posa en exclusiva con sus nietas.
Instagram Hola

Vestida con un impresionante modelo rosa fucsia, que choca con el delicado crema que lucen sus nietas Ana y Carlota. Así ha posado Isabel Pantoja, en exclusiva, con motivo del bautizo de la más pequeña de sus descendientes. Una entrevista que es la primera que concede desde que salió de la cárcel.

Como no podía ser de otra manera, la tonadillera vuelve a las páginas del papel 'couche' de la mano de la revista 'Hola' y luciendo una sonrisa blanquísima que contrasta con el azul de los ojos de su nieta pequeña Carlota. Unos ojos que traen loca a la abuela porque, según sus propias palabras, le recuerdan a los de su fallecido esposo, Francisco Rivera 'Paquirri'. "Me emociono al mirarla... Es que son sus ojos, son los ojos de Paco, de su abuelo”, indica refiriéndose al torero, quien falleció hace 34 años.

La abuela y las nietas son las protagonistas de la portada, y eso que la cantante no acudió a la iglesia, y fue directa al convite. Pero, en el interior de la publicación hay espacio para todos y salen felices Kiko e Irene,  los padres de la pequeña, que se muestran encantados de celebrar el bautizo de la menor de sus hijas, que con esta exclusiva ha podido salirles hasta gratis.

Una celebración en la que no estuvieron sus hermanos por parte de padre, Francisco y Cayetano, que justificaron su ausencia por motivos de trabajo. Quien sí acudió fue la díscola Chabelita, que ha vuelto a hacer las paces con su familia y se presentó en el bautizo de la mano de su hijo Alberto.

Los tres nietos hicieron las delicias de la gran protagonista de la semana, Isabel Pantoja, quien en exclusiva alardea de su buena mano como abuela. "Me quedo con ellos y hago lo que haya que hacer: si tengo que jugar con ellos, si hay que salir a dar un paseo, si hay que ir al parque, si hay que cambiarlos, si hay que darles de comer, si hay que hacerles sus comidas... porque a mí me gusta mucho guisar y les hago las comidas que a ellos les gustan".

Una abuela de manual, que de vez en cuando canta.

Etiquetas
Comentarios