Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Por qué me da sueño cuando me aburro

El efecto del aburrimiento en el núcleo accumbens del cerebro es justo el opuesto al de la cafeína.

La ausencia de estímulos que nos motiven hace que nos entre sueño. ¿Por qué?
La ausencia de estímulos que nos motiven hace que nos entre sueño. ¿Por qué?
Natalia Lobato

Es matemático: basta sentarte a escuchar una charla aburrida para que, en pocos minutos, te invada una modorra insoportable y se te caigan los párpados. Tanto si anoche descansaste poco como si dormiste más de ocho horas a pierna suelta. ¿Por qué?

La respuesta definitiva se ha hecho de rogar, pero ya está aquí. La encontraron hace poco investigadores de la Universidad de Tsukuba (Japón) y la Universidad de Fudan (China) escudriñando en el núcleo accumbens, centro de la motivación y el placer en el cerebro. Según sus pesquisas, sus neuronas también son capaces de inducir sueño. Lo más curioso es que, si bien el origen de este sueño es otro distinto al del sueño 'natural' que nos invade al final de la jornada, en la práctica cuesta distinguirlos, porque generan ondas cerebrales similares.

Dicen los neurocientíficos que el efecto del aburrimiento en el núcleo accumbens es justo el opuesto al de la cafeína. Ambos actúan sobre los receptores de adenosina, es decir, los encargados de alertarnos de que estamos cansados. Solo que la cafeína los bloquea y el aburrimiento y la ausencia de estímulos que nos motiven los activan. Y entonces nos da sueño sin que realmente necesitemos descansar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión