Despliega el menú
Sociedad

Toño Sanchís, el azote de Belén Esteban, habla por primera vez, en exclusiva, del juicio perdido

El antiguo representante de la 'Princesa del pueblo' reconoce que puede perder su casa para hacer frente a la deuda millonaria a la que tiene que hacer frente y que ronda los 600.000 euros.

Toño Sanchís se sincera en esta entrevista en exclusiva.
Toño Sanchís se sincera en esta entrevista en exclusiva.
Instagram Tono- Sanchis

"Tengo asumido que puedo perder mi casa".  Con esta rotunda frase responde Toño Sanchís después de la sentencia que le obliga a indemnizar a Belén Esteban con casi 600.000 euros.

En declaraciones a la revista 'Semana', el antiguo representante de la 'Princesa del pueblo', asegura que él y su familia están viviendo una situación muy dura después de un proceso judicial excesivamente largo y mediatizado.

A pesar de la imagen de seguridad que quiere transmitir en sus posados públicos, Toño es consciente de que perder tres juicios contra su "enemiga número uno" no es sencillo de asumir y, por primera vez en todo este tiempo, se le ve dubitativo, pero no rendido. De hecho, en declaraciones exclusivas, asegura que: "Belén no ha podido, ni podrá, ni con mi trabajo ni con mi familia”. 

Con lo que sí es casi seguro que podrá Belén es con su vivienda, que será embargada en el caso de que no pueda hacer frente a una deuda, que se ha incrementado por los intereses y las costas judiciales.

Pero lo peor de todo esto es que su reputación se ha visto seriamente dañada y su labor como representante muy tocada, ya que son cada vez menos los famosos y no famosos que confían en su buen hacer para conseguirles contratos.

Una carísima luna de miel

Y por si esto no fuera suficiente, hace unos días, Belén Esteban contó en el programa en el que colabora que también se ha sentido estafada al comprobar cómo Toño Sanchís le engañó con su regalo de boda. Ella le prometió a su amiguísimo Toño, allá por el 2012, que le iba a regalar la luna de miel de sus sueños y dispuso para ello la cantidad de 5.000 euros. Tiempo después se enteró que aquel viaje había rebasado los 15.000 euros.

Y ahora lo cuenta porque asegura que ha callado durante mucho tiempo, las malas artes personales y profesionales del que durante muchos años consideró que era casi como un  hermano para ella.

Etiquetas
Comentarios