Despliega el menú
Sociedad

Más vida

Un homenaje para Bienvenida, “la superviviente del Titanic” de 107 años
Bienvenida Andrés Trasobares
Oliver Duch

La semana pasada celebrábamos la Resurrección. ¿Vivió Matusalén 969 años? ¿Hipérbole literaria o cómputo según el calendario lunar? ¿Tuvo Lázaro de Betania una segunda muerte como obispo y mártir de Chipre? El hijo de la viuda de Naim, la niña de Jairo… Todos ellos sin duda alcanzaron vida eterna en el Padre a través de la vida recobrada del Hijo. Sin meterme en vericuetos teológicos –que doctores hay–, Jesús, el único ser humano de la historia ajusticiado doblemente por flagelo y por crucifixión, es también el primero en descorrer la roca de la muerte e inundarnos, literal y físicamente a muchos, de un nuevo amanecer.

Respecto al más acá, medicina y tecnología han venido alargándonos unos cuantos años. Para 2030 se calcula que habrá 1.500 aragoneses centenarios: ¿con ayuda a la dependencia y una jubilación digna? A día de hoy, una tercera parte, si bien han superado el siglo Marcela Zorroza Iglesias (108 años), Alfonsa Sánchez (107), Francisco Lumbreras Cuartero (106), Piedad Loriente (106) y Milagros Pérez Matute (105).

"Para llegar a esta edad hay que comer bien. Farinetas, judías, migas…", afirma convencida Bienvenida Andrés Trasobares, que cumplía 107 primaveras días antes de Pascua. Nacía en Nigüella (Zaragoza), casi a la par de la botadura del ‘Titanic’. Su última superviviente presencial, la británica Millvina Dean, que moría a los 97 otoños sin poder apenas costearse la residencia.

"He trabajado lo que nadie sabe. Noche y día. Y ni he estado un día en cama. Un resfriado…". Los colegios Luis Vives y Rosa Arjó la recuerdan, también la casa de Pedro Ramón y Cajal –hermano de Santiago–, en la calle Costa, y la Barcelona de aquellos años. ¿Algún gen religa a Bienvenida con Andresa Guerrero Ortiz (111), Galo Leoz Ortín –discípulo del Nobel– (110), Francisco Núñez, el ‘abuelo de España’ (113) y Nabi Tajima (117 agostos)?

"Todo el mundo me ha querido mucho". Dos matrimonios, tres hijas, de las que la cuidan dos, un montón de nietos y bisnietos. "He venido para que tengan vida, y vida en abundancia" (Jn. 10, 10). ¿El secreto de una gran pasión?

Etiquetas