Despliega el menú
Sociedad

Galaxy S9, el teléfono (casi) perfecto de Samsung

Aunque no es perfecto y se parece mucho a su predecesor, el S9+ tiene mejoras que lo convierten de nuevo en candidato a ser el mejor móvil.

A la izquierda, el S9 de 5,8 pulgadas y a la derecha, el S9+ de 5,8 pulgadas.
A la izquierda, el S9 de 5,8 pulgadas y a la derecha, el S9+ de 5,8 pulgadas.

La primera sensación fue decepcionante: el nueve no tenía nada de nuevo, era un calco del S8. Tras unos días de uso, las sospechas se confirman, en el exterior las sensaciones en la mano son las mismas: una fina pieza de aluminio y cristal sin apenas marcos y bordes curvados; pero, por dentro, en los detalles, algo ha cambiado.

El S8+ era un gran móvil, pero no era perfecto. El S9+ parte de esa base y pule sus defectos, limando la fina línea que delimita la excelencia con la perfección, sin lograr borrarla.

Pantalla y potencia

La pantalla Super Amoled con resolución QHD plus –degradable para ahorrar batería– de formato alargado (18.5:9) y colores vivos sigue siendo la mejor del mercado. Su negro es aún más profundo y la visibilidad en exteriores también se ha mejorado. Apenas ha reducido los bordes, pero sigue contando con uno de los mayores ratios cuerpo/pantalla con más del 84% del frontal.

Samsung Galaxy S9

Por otro lado, el S8 era uno de los terminales más potentes de su generación, aunque otras experiencias con un Android más puro –Pixel o OnePlus– le superaban en fluidez. El nuevo Exynos 9810 junto a un aumento de la RAM (6GB) convierten al S9+, con Android Oreo, en un nuevo rey androide en el que todo funciona como la seda a pesar de la personalización propia del fabricante.

Seguridad

Otro de los peros de su predecesor eran los sistemas de desbloqueo. Con sensor de huellas, iris y reconocimiento facial, el S8 era uno de los terminales más completos, pero ninguno de ellos era perfecto. El sensor de huellas estaba a desmano, el reconocimiento facial fallaba con poca luz y el lector de iris no funcionaba a pleno sol. Se ha arreglado todo. El desbloqueo dactilar es más cómodo, rápido y preciso, y el facial combina lo mejor de cada mundo reconociendo el rostro o los ojos del usuario según convenga. Pese a las mejoras, el escaneo combinado sigue sin ser tan rápido y preciso como las huellas.

Samsung Galaxy S9

El apartado multimedia del S9 es prácticamente de 10. A su gran pantalla se suma ahora el sonido estéreo de un doble altavoz, que ofrece un resultado más potente y de gran calidad gracias a la certificación Dolby Atmos que produce un efecto envolvente, similar al cine. Por otro lado, Samsung es de los pocos fabricantes que sigue manteniendo el conector de 3.5 mm e incluye con el teléfono unos auriculares firmados por AKG, valorados en casi cien euros. En sonido inalámbrico, el S9 es, junto al S8, el único móvil que ha pasado por nuestra manos con audio dual, que permite conectar dos dispositivos Bluetooth al mismo tiempo.

Batería y extras

Hay un aspecto clave que Samsung no ha mejorado: la batería. Aunque se echa en falta una evolución, el depósito sigue siendo de 3.500 mAh, más que suficiente para aguantar un día intenso. Además, el terminal cuenta con carga rápida, tanto por cable –que llena más del 50% en solo una hora– como inalámbrica.

Samsung Galaxy S9

Como novedad cuenta con la posibilidad de introducirle una segunda tarjeta SIM en la bandeja de la MicroSD. Por desgracia, aunque el asistente virtual Bixby puede contar calorías y mostrar negocios cercanos en realidad aumentada, todavía no ha aprendido español.

Si algo ha querido destacar Samsung en la promoción de su nuevo S9+ es la cámara de fotos: es el primer teléfono con apertura focal dual de f /2.4 y f/1.5. Más allá del ‘marketing’, el terminal realizará las fotos diurnas en 2.4 para obtener un mayor detalle mientras que cambiará a 1.5 cuando detecte que hay poca luz, logrando auténticos milagros fotográficos en fotos nocturnas. La segunda lente sigue haciendo instantáneas con zoom x2.

Samsung Galaxy S9

Otra de las novedades es la cámara ‘superlenta’ capaz de grabar a 960 fps con calidad 720p. Con mucha luz y paciencia se puede lograr un resultado espectacular que causará furor en las redes sociales, pero ni el modo automático ni al manual aciertan siempre. Además, el resultado final depende mucho de la cantidad de luz que entre en el sensor.

En definitiva, el S9+ es probablemente el mejor móvil del mercado pero todavía no se trata del terminal definitivo.

Características clave de los nuevos S9
Más seguro y más rápido. Los nuevos S9 y S9+ repiten sistema de seguridad para desbloquear el teléfono que incluye reconocimiento de iris y facial, pero ahora combina los dos modos para optar por uno u otro en función de las condiciones de luz, si la cara está parcialmente tapada, etc.

Selfis con más luz y ‘efecto retrato’. La cámara para autorretratos mantiene megapíxeles (8) pero mejora en apertura focal (f/1.7), lo que mejora los selfis nocturnos. Incluye efecto ‘bokeh’ que funciona razonablemente bien.

Samsung Galaxy S9

Doble cámara, doble apertura. La cámara secundaria del S9+ sirve para hacer zoom X2 sin perder calidad. La principal puede variar entre apertura f/2.4 y f/1.5 en función de las condiciones de luz.

Sensor dactilar, más a mano. Samsung ha escuchado las críticas al S8 y Note 8 por tener el sensor de huellas poco accesible, ahora es mucho más cómodo, además de más rápido y preciso. Sigue siendo la manera más cómoda de desbloqueo.

Video:El Samsung S9 te convierte en un emoji
AR Emojis ¿Pero quién es ese? ‘Inspirados’ en los Animojis del iPhone X, Samsung ha creado los AR Emojis, un sistema de reconocimiento facial que, con solo un tomar un selfi, crea un avatar virtual que imita los gestos del usuario y divertidos ‘gifs’ para compartir en redes.

Pero este álter ego digital no es perfecto, los AR Emojis se parecen más entre sí que a los usuarios que tratan de representar; además, el S9 no cuenta con los sensores frontales del iPhone X por lo que el ‘trackeo’ de los gestos se hace con la cámara y es mucho menos preciso al representar el movimiento facial.

Video:Intentamos engaar al S9
El sistema de desbloqueo. Escaneo inteligente. El S8 tenía tres sistemas biométricos de seguridad, pero ninguno funcionaba al 100%. Para intentar solucionarlo, han reubicado el sensor de huellas que ahora es más rápido, preciso y accesible, y han combinado el escáner de iris con el reconocimiento facial para poder desbloquear el teléfono son mucha o poca luz. Aun así, la huella sigue siendo más rápida que la cara.

En estéreo. Dos altavoces con Dolby Atmos mejoran la experiencia y suben el volumen convirtiéndolo en un gran terminal para escuchar música, oir podcast...

Bixby no te entiende. Llevamos ya más de un año con Bixby, el asistente virtual de Samsung, y todavía no ha aprendido español. Los coreanos han preferido enseñarle a reconocer comidas y contar calorías, a mostrar comercios en realidad aumentada o a calificar botellas de vino.

iPhone X vs. Samsung S9+
Diseño. Los dos son un sándwich de cristal y metal. El S9 es más ligero y delgado que el iPhone X, que a su vez es más pequeño que el S9+.

Samsung Galaxy S9

Pantalla. Gana Samsung con sus bordes curvados y más resolución que se puede ajustar según convenga. El iPhone tiene un frontal más despejado si no tenemos en cuenta la ‘ceja’ que incluye la cámara y los sensores.

Cámaras. Aunque ambos teléfonos hacen grandes fotos de día con efecto retrato por delante y por detrás, las lentes de los Samsung hace mejores fotos nocturnas y además graban a cámara superlenta (960 fps a 720p).

Batería. Ambos llegan al final de un día de uso intenso con ganas de cargarse y lo pueden hacer de forma inalámbrica. El iPhone X gasta menos en reposo y el S9 carga más rápido.

Samsung Galaxy S9

Extras. El S9 tiene conector de auriculares y audio dual Bluetooth en dos dispositivos al mismo tiempo. Siri habla español y Bixby solo inglés y coreano. Ambos tienen altavoz estéreo pero el del S9 es más potente y tiene Dolby Atmos. Face ID funciona mejor que el escaneo inteligente.

Etiquetas
Comentarios