Despliega el menú
Sociedad

El wasap que alerta del riesgo de algunos aceites ataca de nuevo (y es falso)

Un mensaje con una supuesta advertencia de la OCU sobre aceites de oliva tóxicos llega de nuevo a los teléfonos de muchos aragoneses.

La OCU nunca ha informado de aceites de oliva no aptos para el consumo.
La OCU nunca ha informado de aceites de oliva no aptos para el consumo.

Internet puede ser una estupenda fuente de información... y un peligroso nido de bulos y mentiras. Y algunos aparecen una y otra vez a pesar de que han sido desmentidos sin lugar a dudas. Así, muchos aragoneses reciben estos días un mensaje de Whastapp que alerta de los riesgos de consumir determinadas marcas de aceite de oliva.

El wasap incluye una lista de aceites clasificados como "buena calidad", "calidad media", "no recomendado" y "no apto para el consumo". Y todo precedido por un alarmista "¡¡MÁXIMA DIFUSIÓN!! Listado de los aceites de oliva testados por la OCU. Los que llaman 'lampantes' son industriales, o sea, no comestibles. Estamos vivos de milagro".

El mensaje no es nuevo. El verano pasado, la propia OCU ya emitió un comunicado en el que negaba la veracidad de esas informaciones y en el que explicaba, además, que se trataba de una distorsión de un informe sobre aceites de oliva que habían publicado en 2012.

Aquel trabajo sí repasaba la calidad de diversas marcas y puntuaba unas mejor que otras, pero -recuerdan desde la OCU- nunca calificó ningun aceite como "tóxico o peligroso".

Además, y pasados varios años, la organización de consumidores tiene claro que aquellos resultados ya no reflejan la realidad de los aceites, porque muchas marcas "tomaron medidas y retomaron la norma que rige para los aceites".

La OCU ofrece algunas recomendaciones para saber si las informaciones que se le atribuyen en las redes sociales son ciertas o meros bulos interesados. Así, recuerda que solo ofrece datos a través de sus publicaciones impresas y de su web. "Informaciones que posteriormente difundimos a través de nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Youtube e Instagram. No utilizamos otros canales", dicen. Asimismo, destacan que la OCU nunca "usa un tono alarmante para avalar sus informaciones", por lo que conviene desconfiar de todos esos mensajes cargados de exclamaciones que asustan, más que informar, a los consumidores.

Etiquetas
Comentarios