Despliega el menú
Sociedad

Una cuenta de 1.143 euros por cuatro filetes y un plato de pescado

Cuatro jóvenes japoneses se quedaron boquiabiertos al pedir la cuenta tras comer en el centro de Venecia.

Los cuatro japoneses comieron en el centro de Venecia cuatro filetes y un plato de pescado por 1.143 euros.
Los cuatro japoneses comieron en el centro de Venecia cuatro filetes y un plato de pescado por 1.143 euros.

De todos es sabido que comer en el centro de Venecia es prohibitivo. Pero que te cobren 1.143 euros por cuatro filetes de carne, un plato de pescado y agua parece una broma de mal gusto. Es lo que les pasó a cuatro estudiantes japoneses que entraron en la Ostería da Luca, cerca de la plaza de San Marcos. Por supuesto, los cuatro amigos hicieron la digestión en comisaría poniendo la correspondiente denuncia.

Una cuenta de 1.145 euros por cuatro filetes, un plato de pescado y agua

Copia del recibo de la cuenta que les cobraron a los cuatro estudiantes japoneses en Venecia, publicada por 'Il Gazzettino'.

Según los estudiantes, comieron cuatro "florentinos" (carne de vaca cortada gruesa) de unos 400 gramos cada uno, un plato de fritura de pescado para compartir, agua y dos vasos de vino tinto.

El alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, se ha comprometido a través de Twitter a verificar este episodio "vergonzoso" y a hacer todo lo posible para exigir responsabilidades. "Estamos a favor de la justicia siempre", concluye:

Según la agencia italiana Ansa, el local, que es propiedad de un chino y está administrado por un egipcio, lleva tiempo sumando duras críticas de los clientes en las páginas web que califican los restaurantes.  "Vergonzoso para el nombre de Italia"; exclama un turisma; "Para ser cerrado inmediatamente", dice otro cliente que pagó 16 euros por dos cañas.

Dos periodistas de 'Il Gazzettino' fueron a comer a la Ostería da Luca y pidieron lo mismo para comprobar su coste real. Pidieron un plato similar y la cuenta ascendió a 82 euros por persona. El bistec costó 18 euros, el plato de fritura de pescado, 50 euros; el agua, 4, más 10 euros por la mesa.

Con los carnavales venecianos a la vuelta de la esquina, varias organizaciones como la asociación 25 de Abril han iniciado una cruzada para eliminar los abusos que se producen en el mundo de la hostelería en Venecia. Pone otros ejemplos como dos turistas que pagaron 350 euros por tres platos de pasta con pescado, tres viajeros orientales que comieron marisco por 526 euros, y suma y sigue...

Según la citada agencia, la mayoría de los establecimientos hosteleros han pasado de manos y si antes los llevaban empresarios locales, ahora son chinos, albaneses y de Oriente Medio quienes los regentan.

Los abusos en los lugares turísticos a la hora de cobrar no se dan solo en Venecia. En España también han saltado a la luz varios casos en los que entrar a un restaurante a aplacar el hambre se convirtió en una trampa mortal para el bolsillo. Precisamente al hilo del suceso ocurrido en la bella y masificada ciudad italiana, la CNN ha hecho pública unalista de 12 lugares a evitar en 2018, donde figura Venecia, pero también una ciudad española: Barcelona. También aconseja pensárselo dos veces antes de visitar este año las Islas Galápagos e incluso el Taj Mahal. Completan la lista Dubrovnik, el Everest, el Machu Pichu, Bután y Santorina. Alega el difícil equilibrio entre la masiva afluencia de visitantes extranjeros que inundan sus calles y paisajes y el mantenimiento de la esencia de estos lugares.  En el caso de Barcelona, recuerda que en 2016 fue visitada por 34 millones de turistas, lo que supone un incremento de un 25% desde 2012. Cita la campaña antiturística desarrollada por Arran el pasado verano. O las subidas del precio de alquiler que sufren los residentes en Barcelona a consecuencia de servicios como Airbnb, obligándolos a abandonar sus hogares hasta que el Ayuntamiento lo trató de frenar aprobando una lye para limitar las camas de turistas. Como alternativa, la CNN propone ir a Valencia "para un descanso menos agitado, con comida y cultura". Por las mismas razones, desde aquí ampliamos la propuesta:  ¿por qué no descubrir la belleza, la cultura y la gastronomía de Zaragoza, Huesca y Teruel?

Etiquetas
Comentarios