Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Un error más grande que un Tiranosaurio

En este caso no es un dinosaurio de nueva generación quien se ha escapado en este diálogo de la película 'Jurassic World', sino un gazapo cinematográfico de primera Clase. ¿Lo pillas?

'Jurassic World' (2015, Colin Trevorrow)
'Jurassic World' (2015, Colin Trevorrow)
Universal Pictures / Amblin Entertainment / Legendary Entertainment

Veintidós años después de lo ocurrido en Jurassic Park, la isla Nublar ha sido transformada en un enorme parque temático, Jurassic World, donde las grandes atracciones son sus ‘activos’, dinosaurios de nueva generación creados por recombinación genética. Todo va ‘de película’ hasta que uno de esos terroríficos dinosaurios de diseño, el Indominus rex, se escapa de su recinto y comienza a sembrar el pánico en el parque. Claro que el Indominus no es el único en busca y captura. A su rebufo, a los guionistas también se les ha escapado, en este diálogo, un gazapo de primera Clase –y esta clasista alusión constituye una pista–. ¿Eres capaz de encontrarlo? La respuesta, con su pertinente explicación, en el blog de divulgación científica de cine ‘Que la ciencia te acompañe’.

El diálogo

–Seamos sinceros. En estos momentos los dinosaurios ya no impresionan –explicó Claire, la directora del complejo, a sus invitados–. Hace veinte años la desextinción era algo mágico. Hoy en día los niños ven al estegosaurio como al elefante del zoo de la ciudad. Sin embargo, el desarrollo de ‘activos’ continúa. Nuestros investigadores de ADN descubren nuevas especies todos los años. Pero los consumidores los quieren más grandes, que rujan más, con más dientes. La buena noticia es que nuestro avance ‘preordenamiento de genes’ ha abierto una nueva frontera. Hemos aprendido más de la genética en diez años que en un siglo desenterrando huesos. Bien –dijo dirigiéndose de nuevo a sus invitados, ya en términos de negociación–, cuando dicen que quieren patrocinar una nueva atracción, ¿en qué han pensado?

–Buscamos emoción.

–¿Y quién no? –y este era el momento que Claire estaba esperando para acabar de impresionar a los potenciales inversores con el último ‘activo’ surgido de la factoría de dinosaurios: el Indominus rex, un híbrido fruto de la ingeniería genética.

–¿Cómo han logrado que dos clases de dinosaurios se junten?

–El Indominus rex no ha sido engendrado –intervino el jefe del departamento de ADN uniéndose al grupo y a la explicación–. Ha sido diseñado. Es una hembra que alcanzará los 15 metros de longitud. Más grande que el Tiranosaurio.

Pistas

Lo dicho, se trata de un gazapo con mucha Clase. Para aclararlo, mejor consultar a un taxónomo que a un genetista.

Etiquetas
Comentarios