Sociedad
Suscríbete por 1€

¿Por qué nos hacemos pis cuando estamos nerviosos?

Es un clásico, en el momento menos oportuno, nos entran las ganas de ir al baño.

Nervios y pis, una combinación peligrosa que mejora cuando un wc cerca.
Nervios y pis, una combinación peligrosa que mejora cuando un wc cerca.

No falla, en el momento más inoportuno -­antes de un examen importante, cuando nos toca salir al escenario en la obra del colegio, en una cita con la persona que nos gusta...- aparecen unas irrefrenables ganas de hacer pis.

En realidad, los científicos no tienen del todo claro por qué ocurre, aunque tienen varias teorías para explicarlo.

La primera señala que, cuando estamos nerviosos, nuestro organismo se pone en estado de alerta. Las glándulas suprerrenales empiezan a trabajar a todo ritmo: comienzan a producir adrenalina y también ponen en marcha a los riñones, que con tanto trajín producen más orina de la habitual. De ahí las ganas de ir al baño.

También hay científicos que creen que ese estado de alerta hace que el organismo esté más sensible a los estímulos y que, por tanto, necesite menos orina para activar la sensación de tener ganas de hacer pis.

Por último, una tercera teoría defiende que cuando estamos nerviosos los músculos está tensos, lo que hace que el cerebro interprete que la musculatura de la vejiga está 'avisando' de que ya está a rebosar y necesita hacer pis, aunque en realidad no sea así. De esta manera, orinamos con más frecuencia pero en menor cantidad, porque la vejiga no llega a llenarse en realidad.

Sea como fuere, cuando los nervios se disparan más vale tener un baño cerca. Por si acaso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión