Sociedad
Suscríbete por 1€

¿Por qué se sale el líquido de las pilas?

A todos nos ha pasado. Vamos a usar un aparato que lleva un tiempo apagado y... las baterías se han estropeado y han causado un pequeño desastre.

Las pilas tienen un lado oscuro... y pueden estropear nuestros aparatos.
Las pilas tienen un lado oscuro... y pueden estropear nuestros aparatos.

Ahora que Papá Noel y los Reyes se acercan, todos los padres de niños pequeños saben que les tocará hacerse con un buen cargamento de pilas para dar vida a los juguetes que están por venir.

Y, como ya sabemos que a veces triunfa más la caja de cartón que el regalo que va dentro, habrá muchos juguetes que quedarán olvidados a los pocos días. Si los dejamos en un rincón con las pilas puestas mucho tiempo, es muy probable que cuando vayamos a recuperarlo nos llevemos una desagradable sorpresa: en muchos casos, el líquido de las baterías se habrá salido y habrá estropeado el juguete en cuestión.

Las pilas contienen en su interior materiales pesados como mercurio, cadmio, níquel o litio. Con ellos se consigue una reacción química que genera la energía que permite funcionar a los aparatos. Pero si la pila tiene mucho tiempo, esas sustancias pueden oxidarse y agrietar incluso el contenedor que las guarda, es decir, la carcasa metálica de la propia pila. De este modo, a veces descubrimos que de nuestras baterías escapa un líquido sospechoso.

Si eso ocurre, cuidado. Se trata de sustancias tóxicas y lo mejor es lavarse las manos lo antes posible.

También conviene retirar la pila del aparato, porque si la dejamos ahí ese mismo líquido atacará las partes metálicas que se encuentre, sobre todo las zonas donde la pila hace contacto, que pueden quedar inutilizables por la corrosión.

Cuando esto ocurre, en lugar del líquido nos encontramos con un polvillo blanco y reseco que se ha pegado a las 'tripas' del aparato.

No les pasa a todas las pilas, no importa si están nuevas o ya las hemos usado, pero cuanto más tiempo lleven en nuestra casa más posibilidades hay de que tengamos uno de estos accidentes. Por eso, lo mejor es retirarlas cuando no vayamos a usar el aparato o el juguete en un tiempo.

Y cuando dejen de funcionar, tirarlas siempre a los contenedores adecuados. Una pila pequeña puede contaminar decenas de miles de litros de agua. Con un poco de cuidado, estaremos ayudando a la naturaleza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión