Despliega el menú
Sociedad

¿Por qué algunos huevos tienen la yema amarilla y otros, naranja?

No tiene nada que ver con la raza de las gallinas.

El color de la yema no siempre es el mismo.
El color de la yema no siempre es el mismo.

La gama puede ir del amarillo claro al naranja oscuro, pero el color de la yema de los huevos puede cambiar mucho de unos a otros.

Que sea un tono u otro no depende del tipo de gallina ni es un indicador de la calidad del huevo. Es, simplemente, un reflejo de lo que comen las gallinas.

La yema toma su coloración de unos pigmentos llamados carotenoides, que se encuentran en algunos vegetales. A más carotenoides, más oscuro será el color de la yema.

Así, según explican en el Instituto de Estudios del Huevo, las gallinas que son "alimentadas con una dieta a base de maíz, tienen yemas más anaranjadas que las gallinas alimentadas a base de trigo, que producen huevos con la yema más amarilla".

A pesar de la diferencia en el color, aseguran los expertos, "el valor nutricional de los huevos es el mismo".

Eso sí, el color no siempre es producto solo de la alimentación: como en algunos mercados gustan más los huevos naranjas, a veces se añaden colorantes a la dieta de las aves que 'tiñen' la yema de un color más oscuro.

Estos se obtienen de los pétalos de la caléndula, de algunos tipos de pimiento e incluso de microalgas y de krill marino.

Amarillo o naranja, pocas cosas más deliciosas que untar un trozo de pan en la yema de un huevo recién frito.

Etiquetas
Comentarios