Despliega el menú
Sociedad

Lección de ortografía en el cuarto de baño

Un cartel en la puerta de un servicio público con una falta ortográfica al confundir el infinitivo con el imperativo está haciendo fortuna en las redes.

Lección de ortografía en el cuarto de baño
Lección de ortografía en el cuarto de baño
El cartel de la polémica en los servicios de los Juzgados de Coria del Río.

Cualquier sitio es bueno para aprender. Incluso el cuarto de baño. Así lo ha demostrado un cartel con una falta de ortografía colocado en la puerta de un baño. La corrección a bolígrafo está corriendo por las redes sociales y muchos son los que aportan su grano de arena a la discusión, citando a la Real Academia Española y a la Fundeu. El debate gramatical se ha desatado en el baño de los Juzgados de la sevillana localidad de Coria del Río. La culpa: un infinitivo empleado como si fuera un imperativo.

Un usuario del baño público aclara a boli que la frase "Dejar limpio el inodoro" es incorrecta, puesto que se trata de un imperativo y, por tanto, debería escribirse "Dejad limpio el inodoro". Pero para hacerlo más fácil, ofrece otra alternativa que también es correcta: "Dejen limpio el inodoro".

Pero otros se remiten a la RAE para aportar su visión sobre el empleo del infinitivo en este caso:

Etiquetas
Comentarios