Despliega el menú
Sociedad

¿Qué necesitas para empezar la temporada de esquí?

Las estaciones aragonesas ya calientan motores con la llegada de las últimas nevadas. Si quieres repasar los elementos más importantes que te hacen falta para afrontar adecuadamente este periodo e incluso si te estás planteando participar en él por primera vez, aquí tienes unas claves que te serán muy útiles.

El esquí y el snow son actividades muy gratificantes, pero también entrañan riesgos; por eso es preciso disponer de un equipamiento específico para no acabar viviendo una mala experiencia.
El esquí y el snow son actividades muy gratificantes, pero también entrañan riesgos; por eso es preciso disponer de un equipamiento específico para no acabar viviendo una mala experiencia.

Si eres un auténtico fanático de la nieve y estabas esperando como agua de mayo el inicio de la temporada de esquí estás de enhorabuena. Las ultimas nevadas y las que se prevén para los próximos días hacen que la apertura de las estaciones sea inminente y que con el mes de diciembre lleguen los primeros deslizamientos de esquiadores y snowboarders. Por ello es importante que tengas en cuenta todo lo que necesitas para que lo puedas ir preparando y que no te pille el toro.

El esquí y el snow son actividades muy gratificantes, pero también entrañan riesgos; por eso es preciso disponer de un equipamiento específico para no acabar viviendo una mala experiencia a causa de golpes, lesiones, quemaduras solares o catarros posteriores así como tener presentes una serie de consideraciones.

Vestimenta: necesitarás una vestimenta que te mantenga seco y caliente, botas para snowboarding, casco y gafas de esquí o snow para proteger tus ojos. Es importante también que elijas unos guantes que no resten movilidad a tus manos, así como un gorro para mantener la temperatura adecuada en las orejas y la cabeza. Proteger el cuello con una braga puede impedir que tu garganta se irrite a consecuencia del frío. Crema solar: a menudo olvidado al no considerarse indispensable, se trata de un elemento clave para no acabar rojo como un tomate en una aparentemente divertida jornada de esquí. Protector labial: te vendrá bien uno para evitar que la combinación de aire y sol te resequen y agrieten los labios, e incluso te causen molestas llagas en la boca. La tabla: Si vas a iniciarte en el snowboard, tienes que saber que existen tablas diseñadas para uso general y otras para estilos específicos. El ancho de la tabla deberá ser suficiente para que tus pies quepan totalmente dentro de ella. Por otra parte, si tu peso es elevado, te vendrá mejor una tabla rígida, mientras que si eres más ligero, una tabla flexible te ayudará a tener un mayor control. La tabla deberá llevar una correa para evitar que se escape esquiando.  Calentamiento: Para evitar tener lesiones, entrenar la parte inferior del cuerpo es vital. Deberás estar en plena forma y tener musculatura fuerte, tonificada y elástica, lo que evitará que te dañes las articulaciones. Es recomendable también trabajar bien glúteos, cuádriceps, isquiotibiales, pantorrillas y aductores.

Etiquetas
Comentarios