Despliega el menú
Sociedad

Kevin Spacey se enfrenta a una segunda investigación de Scotland Yard

En relación a otro caso de abuso sexual perpetrado por el actor, productor y director en el año 2005.

El actor Kevin Spacey
Kevin Spacey dará vida a Winston Churchill en el cine
Efe

La Policía Metropolitana de Londres, más conocida como Scotland Yard, ha abierto una segunda investigación contra Kevin Spacey en relación a otro caso de abuso sexual perpetrado por el actor, productor y director en el año 2005.

Según explicó la policía en un comunicado recogido por Variety, "el viernes 17 de noviembre se hizo una nueva acusación sobre el mismo hombre" sospechoso en el caso de 2008, por el que también se investiga a Spacey.

Según el mismo informe de la policía británica, "las acusaciones son de agresiones sexuales contra un hombre (víctima 2) en el año 2005 en [el distrito londinense de] Lambeth. Los oficiales del Comando de Abuso Infantil y Ofensas Sexuales están investigando el caso".

Rápidamente todas las miradas se han dirigido a Spacey, ya que fue director artístico del teatro Old Vic de la capital inglesa entre 2004 y 2015. La dirección del teatro explicó que no había recibido quejas de comportamiento inapropiado durante el mandato actual. Sin embargo, los propios trabajadores reconocieron su miedo a denunciar entonces para evitar posibles represalias dado el reconocimiento mediático de Spacey.

La nueva acusación llega después de que el teatro Old Vic reconociese haber recibido 20 denuncias sobre la conducta inapropiada del exdirector artístico. El teatro había aconsejado a más de una docena de los denunciantes que acudieran a la policía, pero no está claro si la nueva investigación iniciada por Scotland Yard es el resultado de alguno de esos testimonios de los trabajadores del teatro.

Este caso se suma al que la policía ya había comenzado a investigar semanas atrás, el de un joven que fuese asaltado en 2008 en el mismo distrito de Lambeth, donde se encuentra The Old Vic y donde Spacey poseía una residencia. Se cree que la presunta víctima de ese incidente fue un aspirante a actor que solicitó asesoramiento profesional al entonces director artístico. Aún con todo, cabe recordar que Scotland Yard no identifica ni a las presuntas víctimas ni a los sospechosos.

Etiquetas
Comentarios