Despliega el menú
Sociedad

Análisis de 'The Frozen Wilds'

Horizon Zero Dawn ha vendido más de 3,4 millones de copias vendidas en los seis primeros meses desde su lanzamiento, en marzo de 2017.

'The Frozen Wilds' incluye nuevas y temibles máquinas contra las que combatir, nuevas armas, habilidades y armaduras
Horizon Zero Dawn amplía sus mundos virtuales

Horizon Zero Dawn es uno de los juegos exclusivos para PS4 más exitosos, con más de 3,4 millones de copias vendidas en los seis primeros meses desde su lanzamiento, en marzo de 2017. No es de extrañar pues que su primera expansión fuera muy esperada, y por fin hemos podido probarla.

Aviso a navegantes: no se trata de un DLC independiente. No solo es necesario tener instalado el juego, sino que debemos tener una partida en curso con un personaje de al menos nivel 30. La razón es que la ampliación está integrada dentro del juego en forma de misiones secundarias que activan una nueva zona al noreste, una tierra desconocida e inhóspita habitada por los Banuks más allá del Cementrético.

Temporalmente situada antes de la resolución de la historia principal de Aloy, esta zona nos ofrece nuevas armas y trajes, la posibilidad de mejorar nuestra lanza, feroces máquinas nunca vistas y, por supuesto, una nueva línea argumental que promete. En total, unas 15 horas de juego adicional.

Respecto a la jugabilidad, ninguna novedad al estar integrada dentro del juego principal. La mecánica de lucha y avance en el mapa es exactamente la  misma a la que los chicos de Guerrilla Games nos tienen acostumbrados. Como novedad, una nueva rama de talentos enfocados a la recolección y la mejora de nuestra interacción con las máquinas.

Etiquetas
Comentarios