Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Maquillaje terrorífico para los más pequeños de la casa

Los niños son los que más disfrutan de esta noche en la que disfrazarse de personajes de miedo y jugar con sus amigos.

Los alumnos del CEIP La Estrella, en un momento de su 'búsqueda de ojos'
Los alumnos del CEIP La Estrella, en un momento de su 'búsqueda de ojos'
Raquel Labodía

La noche del 31 de octubre se celebra la tradición importada de Halloween, que da paso al día de Todos los Santos. Aunque no es una celebración típica del país, la moda de disfrazarse, pedir caramelos y vivir una noche terrorífica se ha instalado ya en la vida de muchas personas y la mayoría de comercios se hacen eco de ello. Unos de los que más disfrutan este momento son los más pequeños. Para ellos, preparar su disfraz y su bolsa de caramelos es una experiencia muy esperada a la que se pone un broche de oro perfecto con estas siete ideas de maquillaje terrorífico.

Calabaza: el elemento más icónico de esta celebración no podía faltar en la sección de maquillaje. Una apuesta terrorífica es pintar únicamente la mitad del rostro, como si se tratase de una segunda piel. Para ello, hay que delimitar con pintura negra los límites del rostro.  Zombie: otro de los clásicos de estas fechas y, además, fácil de maquillar. Con una base blanca en la cara y sombra de ojos negra alrededor de los ojos queda un resultado más que realista. Añade unas pinceladas azules o rojas a modo de venas.  El joker de Batman: elegido tanto por mayores como por pequeños, este maquillaje sigue el esquema del anterior: rostro blanco, ojos negros aunque de forma más desordenada y hay que añadir una gran sonrisa roja.  Catrina mexicana: se ha convertido en uno de los clásicos de Halloween. Además, es muy versátil porque permite dar rienda suelta a la imaginación. Lo más básico es un rostro blanco acompañado de dos colores que resalten.  Frankestein: pintando la cara de color verde y dibujando unas cicatrices con negro ya se puede conseguir un efecto realista de otro de los clásicos del terror. Tela de araña: este maquillaje requiere de algo más de tiempo, pero tiene un resultado espectacular. Con una base blanca pero más suave que en otros estilos, luego se añaden dibujos de tela de araña alrededor de los ojos y se finaliza con un dibujo del insecto en el pómulo.  Drácula: vuelve el fondo blanco, pero ahora hay que añadir un triángulo negro en la frente, junto al pelo, y otros encima de las cejas. Ensombrecer un poco los ojos y su alrededor y dibujar unos dientes son el toque final.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión