Sociedad
Suscríbete

¿Cómo aprovechar mejor el Black Friday: en internet o en los comercios físicos?

Antes de empezar a comprar debemos ser conscientes de lo que más nos conviene, si acudir a la tienda o comprar desde el sofá de casa.

Internacionalización, omnicanalidad y logística:los retos del ecommerce español
Ecommerce.

El 'Black Friday' es un día en el que numerosos comercios realizan promociones y ofertas sobre sus productos. Originariamente, es el viernes siguiente a Acción de Gracias (día festivo en Estados Unidos) y marca el inicio de la campaña de compras de Navidad, ahora, también en España donde ya se ha instaurado como una fecha clave en el calendario comercial. Este año, se celebra a partir del viernes 23 de noviembre.

Si se saben aprovechar las claves para hacer las compras con cabeza, esta fecha puede ser un día importante para ahorrar en la adquisición de los regalos de Navidad. Pero, para poder sacar el mayor jugo posible a las ofertas, resulta imprescindible ser conscientes de dónde y cómo nos conviene comprar.

Ventajas de comprar en internet

Planificación y comparación de ofertas. Las páginas web anuncian sus descuentos con anterioridad por lo que resulta sencillo utilizar un comparador de ofertas o, simplemente, comprobar manualmente dónde resulta más económico comprar el mismo producto. Una vez  decidido, lo más recomendable es registrarse en la página y guardar la URL, así el viernes es más rápido y fácil conseguir lo que se quiere. No hay que hacer fila ni cargar con paquetes. La comodidad de comprar desde casa siempre es un buen argumento. Es posible contar con una alerta de ofertas ‘flash’,  para que te lleguen al correo este tipo de promociones solo válidas durante un breve periodo de tiempo, a veces horas, que pueden suponer un gran ahorro en productos que se desean.Ventajas del comercio físico

Probar el producto. Comprobar el peso, el tamaño, el color o, incluso, si se trata de una prenda de ropa o un par de zapatos, ponértelos, es mucho más sencillo en los comercios físicos. Es cierto que, cuando se compra 'online', se puede probar el producto en casa pero hay que tener mucho cuidado para que no se estropee. Si lo devuelves y ha sufrido algún tipo de daño por un exceso de uso o una incorrecta manipulación, la tienda 'online' puede reclamarte que abones la pérdida de valor que haya sufrido el producto. No hay forma de crearse falsas expectativas. Si no hay producto en 'stock', no está disponible. Si no lo encuentras en la tienda, simplemente, no está. Si la web no está actualizada, es posible que creas que aún puedes adquirir ese par de zapatillas a un precio fantástico, aunque ya no queden. Puedes consultar las dudas al vendedor. Contar con la opinión de un experto es una gran ventaja cuando no sabes si un producto te va a ser realmente útil.En ambos casos, cualquier consumidor tiene los mismos derechos, por lo que optar por una u otra forma de compra, es simplemente una cuestión personal según nuestras necesidades y comodidades.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión