Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Lecturas para una nave espacial

Los ingenieros rusos de la Estación Espacial Internacional confesaron ayer que pasan el día releyendo 'El Principito', de Antoine de Saint-Exupéry.

El papa Francisco conectó ayer con la Estación Espacial Internacional y, mientras los medios se centraron en las preguntas que hizo a sus tripulantes sobre el lugar del hombre en el cosmos, este humilde Alparcero prefirió atender a otros pequeños detalles... Así, se conoce que los ingenieros rusos de la nave se pasan el día releyendo ‘El Principito’, de Antoine de Saint-Exupéry, según ellos mismos confesaron. Por cierto, que muchos no sabían que Benedicto XVI es graduado en Ciencias Químicas y, en consecuencia, demostró curiosidad por cuestiones muy concretas. Detrás del Papa en sus estancias vaticanas se colocó –no casualmente– un mural de grandes dimensiones con el último verso de la ‘Divina comedia’: "Es el amor el que mueve el sol y al resto de las estrellas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión