Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Saludable

¿Sabes diferenciar entre una gripe y un catarro?

Catarros y gripe son dos procesos infecciosos con síntomas muy parecidos, por eso podemos confundirlos. Pero su duración y la gravedad que entrañan varían sensiblemente.

La fiebre es más elevada en la gripe, entre 39 y 40 grados.
La fiebre es más elevada en la gripe, entre 39 y 40 grados.
Frepeek

El otoño ya está aquí y, como siempre, viene acompañado por el frío y por dos procesos infecciosos serios, no tanto por su gravedad -aunque pueden complicarse- como por su elevada prevalencia, ya que son tan habituales como el propio cambio de estación y afectan a gran parte de la población. Por supuesto, hablamos de los catarros y de la gripe. 

Pero... ¿en qué se diferencian?

Catarros y gripe son dos procesos infecciosos que tienen muchos síntomas muy parecidos, por eso podemos confundirlos, pero su duración y la gravedad que entrañan varían sensiblemente. Estos dos procesos, que aparecen y afectan a toda la población, tienen, sin embargo, mayor relevancia en unas determinadas edades, como la infantil y la tercera edad. Pero en los niños, además, presentan un segundo aspecto importante, ya que suelen ser los pequeños sus principales transmisores. Todos conocemos estas dos enfermedades -gripe y catarro- y tenemos que aprender a diferenciarlas.

¿Cómo diferenciamos entre gripe y catarro?

Inicio y duración. La gripe se inicia bruscamente y suele mantenerse durante una semana; el catarro o resfriado dura de tres a cuatro días. 

La fiebre es más elevada en la gripe, entre 39 y 40 grados; en el catarro, sin embargo, es raro que llegue a superar los 38 grados.

Los dolores musculares típicos de la gripe son poco frecuentes en el catarro, que presenta una sensación de molestia general.

Las cefaleas -dolores de cabeza- pueden aparecer en ambos procesos pero son más intensos en la gripe.

El dolor de garganta, más intenso a veces en la gripe, en el catarro se siente más como una molestia.

Cansancio y debilidad, síntomas típicos de la gripe, son más leves en el catarro: es como una sensación que tenemos de no encontrarnos bien.

Los escalofríos son típicos de la gripe y van asociados a las bruscas subidas de la temperatura corporal.

La tos aparece habitualmente en los dos procesos y suele ser más bien seca.

La obstrucción y secreción nasal también son síntomas de los dos procesos.

Otros síntomas, como vómitos y diarreas, pueden aparecer acompañando a estos procesos. Aunque son más habituales en la gripe, al ser una enfermedad más grave, tampoco suelen ser demasiado frecuentes.

Etiquetas
Comentarios