Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Un nuevo hogar para el varano del Acuario de Zaragoza

Se trata de la segunda especie de lagarto más grande del mundo, que puede superar los 3 metros y medio de envergadura.

Varanus Salvator, más conocido como Varano.
Varanus Salvator, más conocido como Varano.
C. I.

Cuando aterrizó en el Acuario de Zaragoza apenas medía 20 centímetros. Hoy, este ejemplar de ‘Varanus Salvator’ -más conocido como Varano- que nació en cautividad hace cuatro años, ya ha superado el metro y medio de envergadura y los 15 kilos de peso. “Se trata de una especie de reptil de origen asiático que en estado adulto puede superar los tres metros de longitud y pesar hasta 40 kilogramos, aunque el récord actual está en 3,20 metros y 90 kilos”, explica Carlos Vicente, conservador del Acuario de Zaragoza.

“Además, se trata de la segunda especie de lagarto más grande del mundo, por detrás del dragón de Komodo”, añade el conservador.

Después de su llegada al centro zaragozano, este Varano gigante que se alimenta de pequeños mamíferos, aves y otros reptiles, se mantuvo en una primera instalación. Sin embargo, debido a su rápido proceso de crecimiento ha requerido un cambio de instalación que recientemente ha sido inaugurada en el centro de la capital aragonesa.

“Es una especie muy inteligente y que responde muy bien a los entrenamientos, llegando a alcanzar altos niveles de docilidad y fácil manejo”, afirma el experto. Por ello, uno de los principales objetivos del equipo del centro es lograr que este varano pueda utilizarse para su labor educativa regular.

Como en su hábitat natural se suele encontrar ligado a cursos de agua, ya sean manglares, arroyos o incluso canales urbanos en ciudades, actualmente este animal se encuentra inmerso en un proceso de entrenamiento y desensibilización por parte del equipo de la instalación para que se encuentre lo más cómodo posible en su nueva ubicación. “Se trata de un 'training' que esperamos que permita al departamento de educación el uso de este ejemplar para fines educativos con grupos de escolares”, asegura Vicente.

El formato de estos entrenamientos se basa en alimentar a este macho con unas pinzas de grandes dimensiones. “Al principio le costó un poco adaptarse, pero tras el periodo de cuarentena el crecimiento de este lagarto ha sido muy rápido. Se trata de un ejemplar asustadizo, por lo que pretendemos que sea capaz de acercarse a sus cuidadores y estamos teniendo avances muy rápidos”, añade Vicente.

Por su parte, fuentes del Acuario de Zaragoza aseguran que a día de hoy la instalación ha superado los 51.500 visitantes. Tan solo en los meses de junio y julio ha alcanzado los 15.800.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión