Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Cómo hacer muchas cosas sin que nos falte el tiempo

El trabajo, la casa, hacer ejercicio, atender a tus seres queridos y tener tiempo para tus aficiones: todo pasa por marcarse unas pautas en tus horarios. Te damos 10 consejos para que tu tiempo sea de calidad.

Organizarse bien es fundamental para aprovechar el tiempo al máximo posible.
Organizarse bien es fundamental para aprovechar el tiempo al máximo posible.
Freepik

Hay quien consigue hacer más cosas en menos tiempo. Y hacerlas bien y sin comprometer el equilibrio entre vida y obligaciones. Todo consiste en centrarse en lo importante, lograr una correcta gestión del tiempo y no olvidarnos de contar con espacios para nosotros mismos. Además, liberarnos del estrés del tiempo nos hará ser, paradójicamente, más creativos y productivos. Estos son nuestros 10 consejos para ayudarte a lograrlo.

1. Desconectarse. Si no se consigue soltar el lazo digital es como si nunca nos fuéramos de la oficina. No vale de nada las leyes de conciliación horaria si no se aplica luego el sentido común: no se puede estar disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

2. Minimiza las labores de la casa. Recoger la casa acaba siendo un factor de estrés que nos hace llegar al fin de semana con un montón de obligaciones esperándonos. Haz hasta donde te dé tiempo y lo que no, se queda para la semana siguiente, sin dramas.

3. Programa la semana. Aprovecha para ello el fin de semana, pero no hace falta que le dediques más de media hora. Las obligaciones parecerán más fáciles de gestionar si las escribes sobre el papel en un momento de tranquilidad.

4.- Despiértate a la misma hora todos los días. Este consejo es importante sobre todo para el fin de semana: evita alargar demasiado el sueño, ya que pierdes tu rutina diaria. Cambiar tu horario de descanso acabará creándote problemas y haciéndote perder mucho tiempo.

5.- Haz deporte. Cambia de hábitos para moverte más durante la semana, y el fin de semana, introduce ejercicios más intensos. Además de mejorar en salud, el ejercicio es un estímulo inmejorable para madurar nuevas ideas.

6. Mañanas con momentos para ti mismo. Importante dedicar un momento por la mañana a reflexionar, pensar y meditar, incluso leer un poco. Elige aquello que mejor te haga iniciar la jornada.

7. Reflexiona. Haz una pausa, especialmente el fin de semana y observa al mundo a tu alrededor, y también tu mundo interior. Trata de desentrañar cuáles son las fuerzas predominantes en tu vida y hacia dónde te están llevando. Sal de tu esfera cotidiana y mira todo desde un punto de vista más global para tener una comprensión holística.

8. Alimenta las pasiones. Ya sea pintar o tocar la batería, hay que escapar de la monotonía cotidiana (incluso cuando esa monotonía no sea tanta). También en este caso, salir de nuestra zona de confort nos puede llevar a encontrar nuevos ángulos para ver las cosas, hallar soluciones para lo que no veíamos salida. Si esta epifanía no llega, no pasa nada, al menos no habremos aproximado un poco más a cambiar la forma de abordar nuestras obligaciones cotidianas.

9. Pasa tiempo (de calidad) con la familia. No veas el tiempo con la familia como una obligación sino como un momento de calidad de vida. Ve al parque con tus hijos, sal de casa, haz una visita inesperada a tus padres: dedica tiempo a las personas que más quieres.

10. Prográmate micro-aventuras. Una tarde cualquiera en la ciudad puede reservar sorpresas: un concierto, una exposición de un artista desconocido, un juego en el parque particularmente divertido, son ocasiones en las que en dos horas se consigue nutrir la mente y disfrutar del placer de aprender cosas nuevas. Si además te informas el día antes para conocer las cosas que puedes hacer al siguiente, disfrutarás un día por adelantado.

Más noticias.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión