Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tendencia Mini Me, madres e hijas que visten igual sin resultar excesivamente cursi

Numerosas marcas de moda apuestan por looks en los que madres e hijas visten un estilo similar, las mismas prendas, con tejidos, patronajes y estampados prácticamente idénticos.

La modelo rusa Natalia Mijáilovna Vodiánova luce el mismo vestido que su hija.
La modelo rusa Natalia Mijáilovna Vodiánova luce el mismo vestido que su hija.
Instagram

Dentro del mundo de la moda, la tendencia Mini Me, ha venido para quedarse. A las niñas les encanta vestirse como sus madres, y los niños alucinan cuando ven que llevan los mismos vaqueros o camisetas que usan sus padres. Esta tendencia, que hace años solo podían permitirse los padres muy famosos, está ahora en la calle gracias a firmas de moda mucho más comerciales, que hacen posible que pequeños y mayores vistan igual, sin dar la sensación de ir disfrazados.

La pionera en el mundo del Mini Me fue Katie Holmes, la ex de Tom Cruisse, y su hija Suri, que día sí y día también aparecían vestidas con estilismos muy similares, por no decir prácticamente iguales. Sus 'looks' eran un poco ñoños y almibarados, pero pronto llegaron más seguidoras de esta tendencia con mejores 'outfits'. Es el caso de las modelos Alessandra Ambrossio, Natalia Vodianova o Kate Moos; la influencer Kim Kardashian; la presentadora Sara Carbonero, o la conocida actriz española Paula Echevarría.

Así, hoy en día, muchas marcas han creado una versión mini del armario de las madres, para que los más pequeños, niños y niñas, puedan lucir estilismos inspirados en ellas, porque en algunos casos, como por ejemplo el de la presentadora Sara Carbonero, sus hijos varones, han lucido jerséis idénticos a los suyos.

Desde los 'outfits' más rockeros hasta los más clásicos, son muchas las marcas que apuestan por la tendencia Mini Me: como Mango, Nice Things, Burberry y  otras más lujosas como Dolce & Gabanna , Louis Vuitton o Loewe que cuentan con versiones mini de sus diseños más impresionantes, que han lucido pequeñas como Harper, la hija de Victoria Beckham.

En cualquiera de estos casos, la clave es siempre la misma: no olvidarse de que los niños son niños y no tienen que ir disfrazados, por mucho que nos guste vestirlos idénticos a nosotros. Unos tacones o una minifalda de cuero entallada son una tendencia al alza,  pero a partir de una determinada edad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión