Despliega el menú
Sociedad

El 'dress code' adecuado para hacer frente a un largo viaje en avión

Se recomienda usar prendas anchas, elaboradas con tejidos naturales, como el algodón, y huir de los complementos y accesorios.

A la hora de viajar en avión hay que optar por prendas y calzado cómodo.
A la hora de viajar en avión hay que optar por prendas y calzado cómodo.

Los viajes en avión son un clásico de las vacaciones de verano. Un trasiego constante de viajeros que van y vienen por los aeropuertos nacionales e internacionales y que, en muchos casos, llaman la atención no solo por sus voluminosas maletas, sino también por el atuendo elegido para subirse a la cabina y permanecer en ella dos, tres o veintitrés horas.

Para que el viaje en avión no resulte una odisea, es muy importante vestir cómodo tanto para pasar los controles de seguridad, como para estar en cabina.

No todo el mundo tiene la suerte de viajar en  clase business o primera clase, lo que hace que el espacio en el que vamos a poder movernos es muy limitado. Por ello, es fundamental llevar prendas que nos permitan movernos con comodidad y, sobre todo, calzado adecuado para evitar que los pies se hinchen más de la cuenta.

Entre los tejidos, se recomiendan telas flexibles y transpirables como el lino o el algodón. Y en el caso de las prendas inferiores lo más práctico son los pantalones anchos o leggins. En cualquier caso, la clave es que no te aprieten, para evitar problemas de circulación de las piernas. Hay que dejar en el armario de casa las faldas y, sobre todo, las medias, que te oprimen las piernas.

En cuanto a la parte de arriba, lo recomendable es llevar camisetas holgadas de manga corta o manga larga y llevar siempre en el bolso de mano una chaqueta o jersey fino porque la temperatura en los aviones suele ser bastante baja, y el frío puede hacer que te sientas incomodo.

En ocasiones, sirve con llevar un simple pañuelo o foulard si el viaje es corto y, además, esta prenda también protege la garganta y evita que se resienta con el aire acondicionado.

En el caso de los zapatos, huye de los tacones y sandalias de tiras o botas en invierno e inclínate por los zapatos cómodos, como zapatillas deportivas o bailarinas. Y lleva siempre un par de calcetines en el bolso, para poder ponértelos en el avión cuando ya haya despegado. Y en verano, evita para estos viajes las sandalias o las chanclas porque los dedos pueden terminar congelados por la temperatura de la cabina.

No a los complementos

Y si hay una máxima que hay que cumplir a rajatabla en este 'dress code' es que hay que renunciar, siempre que sea posible, a los complementos. Cuantas menos joyas lleves encima mejor para poder pasar rápidamente y sin problemas los controles de seguridad del aeropuerto.

Si algo resulta aburrido, cansado y agobiante en un viaje en avión, es el momento en el que tienes que quitarte todos los complementos para poder pasar las puertas del control y luego tienes que volver a ponértelos.

Con estos sencillos consejos conseguirás disfrutar de tu viaje, mirando por la ventanilla, o relajándote con un buen libro o película, sin tener que pensar en lo que te aprieta la ropa o en el frío que sientes en los pies.

Etiquetas
Comentarios