Despliega el menú
Sociedad

Siete aspectos negativos del verano

Durante el verano no todo es diversión, vacaciones y ocio. También hay hueco para los mosquitos y las quemaduras del sol, entre otros muchos inconvenientes del estío.

Las vacaciones también tienen su cara B: mosquitos, quemaduras, sudor y calor.
Las vacaciones también tienen su cara B: mosquitos, quemaduras, sudor y calor.
Freepik

Hay que ser realistas: el verano no es tan bonito como lo pintan. Y eso es totalmente cierto. Parece que el verano es sinónimo indiscutible de vacaciones, descanso, desconexión y felicidad; alegría inconmensurable por esos días que se alargan , por esos planes nocturnos (porque es imposible hacerlos a otras horas) que se alargan.

Todo esto está muy bien. Pero, aunque suele ser una época en la que reina la alegría, como todo en esta vida, el verano también tiene cosas malas. De estas siete cosas ¿qué es lo peor que tiene el verano? 

 

¿Quién no odia el sudor? En invierno también es odioso pero en el estío, la ropa más fresca hace que el sudor sea más perceptible por todo el mundo. Y el calor, por mucho que guste la playa o la piscina, llega un momento que se hace insoportable.

Igual el calor no es razón suficiente para calificar al verano de época desagradable pero aquí entran en juego los mosquitos. Esos seres diminutos que atacan cuando uno está casi dormido, o en plena desconexión en un parque. Aparecen todos en esta época de buenas temperaturas para que, ahora que toca enseñar un poco más las piernas, estas estén decoradas. Al menos disimularán el blanco nuclear de la piel.

La playa también tiene aspectos negativos como el aspecto del pelo tras un baño, o las quemaduras del sol. No hay que olvidarse nunca de aplicarse correctamente crema solar.

En verano, las redes sociales se llenan de fotografías de playas, piscinas, rincones insólitos, viajes, maletas y todo un sinfín de fotografías viajeras. Además, las televisiones también están repletas de reposiciones de series y programas, que se emiten en bucle para que los espectadores se aprendan los diálogos. Pero si hay algo que es obligatorio saber en esta época, esa es la canción del verano, porque es lo único que se oirá en bares, radios, tonos de móviles y karaokes.

Etiquetas
Comentarios