Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Los transportistas, de fiesta en el día de su patrón

La junta directiva de Tradime Aragón, junto a los camiones que participaron en el concurso.
La junta directiva de Tradime Aragón, junto a los camiones que participaron en el concurso.
Guillermo Mestre

El restaurante La Torre, en las afueras de Zaragoza, fue el escenario donde alrededor de 150 transportistas conmemoraron ayer el día de su patrón, San Cristóbal, cuya festividad se celebra el 10 de julio. Muchos acudieron con los camiones –algunos engalanados para participar en un concurso–, los aparcaron en la explanada exterior y desde mediodía completaron una intensa jornada festiva.

Santiago López, presidente de Tradime Aragón, les dio la bienvenida acompañado de algunos miembros de su junta directiva como Juan Antonio Moliner, Antonio Guerrero, Miguel Borraz y la gerente María José Pardo. Apenas dirigió unas palabras animando a los asistentes a disfrutar de los actos programados. “Hoy no es día para reivindicaciones”, dijo. En cualquier caso, en el ambiente quedó claro que el sector sigue sufriendo problemas que no terminan de resolverse, como el de la competencia desleal.

Seguidamente, un sacerdote bendijo todos los vehículos que había en el aparcamiento y también se recordó que la jornada tenía un contrapunto solidario, ya que se recogieron alimentos para la Hermandad del Santo Refugio de Zaragoza que se entregarán en los próximos días. Además, se concedieron insignias conmemorativas a los socios que se jubilaron el año pasado. Entre otros las recogieron Miguel Ángel Pascual, Benjamín López y Melchor Ramón.

La parte más festiva llegó con el concurso al camión mejor engalanado. Participaron media docena de vehículos y hasta realizaron un simulacro de desfile en el aparcamiento. El ganador de la prueba, Javier Aznar, se llevó a casa un jamón como premio.

A continuación, en el restaurante La Torre se celebró una comida popular y la sobremesa se alargó con el sorteo de regalos, música y baile. Como colofón, la mayoría de los asistentes acudió a una última cita en la basílica del Pilar. Y es que durante todo el día la Virgen del Pilar lució el manto que Tradime donó en 2002, y su ayuda siempre es demandada y muy bien recibida por los profesionales de la carretera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión