Despliega el menú
Sociedad

Los 'gamers' ya pueden comer sano sin parar de jugar

'MANA Drink' sale al mercado como la bebida con los nutrientes necesarios como para que los amantes de los videojuegos no tengan que soltar el mando en todo el día.

'MANA drink', la bebida de los 'gamers'.
'MANA drink', la bebida de los 'gamers'.
MANA drink

Las pautas nutricionales de los 'gamers', sin duda, serían capaces de provocar el desmayo de cualquier dietista. La combinación de una ingesta desmesurada de alimentos ricos en grasas, carbohidratos y sal, unida al sedentarismo que rodea el mundo de los videojuegos, no augura precisamente nada bueno para la salud.

La parte más complicada, pues, consiste en descubrir cómo llevar una dieta saludable sin por ello entorpecer el placer del juego. Sin embargo, existen algunas consideraciones que toda comida que desee adaptarse a la realidad de los 'gamers' debe cumplir: que sea fácil de manejar y consumir con una mano, que resulte lo menos grasienta posible para evitar que los dedos queden aceitosos e incluso con restos de comida, y que sea rápida de preparar, por ejemplo, en pausas para ir al baño.

Pues bien, Heaven Labs ha encontrado una solución a este reto: 'MANA Drink', una bebida que se ajusta a todas estas características y que, desde un punto de vista nutricional, está diseñada para reemplazar completamente cualquier comida del día. La fórmula fue creada por una joven y ambiciosa start-up que, a pesar de no disponer de demasiado tiempo, quiso dejar de recurrir al fast food para alimentarse mientras centraba toda su atención en su juego.

La historia detrás de esta idea -aclara la compañía en una nota de prensa- es simple e incluso, como pasa con muchas otras, personal. Todo empezó cuando el entonces futuro CEO de Heaven Labs, Jakub Krejcík, 'gamer' confeso además de fan incondicional de los cómics Marvel, lejos de conformarse con entender su comida a base de una bolsa de patatas fritas y una pizza congelada, decidió pasar a la acción para cambiar esta situación.

Empezó varios experimentos con alimentos, una especie de juego para él, con el que inicialmente quiso saber cuál es el funcionamiento del cuerpo humano y dónde está su límite. Decidió por voluntad propia llevar a cabo un plan especial que restringía la ingesta de comida sólida. Lo primero que tomó fue una bebida sólo a base de sirope de arce biológico, pimienta de cayena, limón y agua caliente.

En una segunda fase un zumo de naranjas frescas; y más adelante un caldo vegetal sin aromatizantes. A pesar de la limitación alimentaria a la que se expuso, se sintió más débil de lo habitual, pero relativamente bien en todo momento y pudo llevar su ritmo de vida normal. Esto despertó su motivación por comprender el funcionamiento de su organismo.

Tras consultar varios estudios sobre cómo la alimentación incide en el estado físico y mental, Jakub se preguntó qué es lo que debía seguir ingiriendo para  aumentar la capacidad de su cuerpo. El secreto estaba en una correcta combinación de ingredientes. “Fue entonces cuando decidí iniciar un exigente experimento a través del que trabajar en mi propia nutrición. Me hice un análisis de sangre completo para conocer mi estado de salud y lo repetí con frecuencia para saber qué cambios se producían en mi cuerpo y modificar la dieta en un sentido u otro. También estuve bajo la supervisión de mi doctor”, explica Jakub.

Él compró varios ingredientes y los almacenó en casa para empezarlos a mezclar y dar con una correcta combinación. “El resultado del primer intento fue terrible y prácticamente no podía beberse. Tuve que consultar varios estudios sobre cómo modificar el gusto, mezclar los ingredientes y eliminar el olor, sin por ello dejar de obtener una bebida saludable”, dice Jakub. Dos meses más adelante, y después de varios intentos, obtuvo un producto con el que sustituyó el 100% de su dieta.

“Me sentía realmente bien, como nunca antes. No padecía ningún dolor y todos los cambios que experimentó mi cuerpo indicaban un estado de salud óptimo: tenía buen color de piel, mi pelo estaba más suave, mis dientes eran más blancos, mis uñas crecían más rápido de lo habitual… estaba de buen humor y rebosaba energía. La gente que no me había visto durante estos dos meses me notaba diferente, como si me hubiera quitado unos años de encima. Y estuve más contento aún al recibir mi último análisis de sangre de un laboratorio bioquímico especial, cuyos doctores confirmaron que todo había tenido un impacto muy positivo en mi cuerpo”, asegura Jakub.

Tras esta experiencia, decidió compartirla con el público general. “Quería poner en marcha una idea capaz de ayudar a la gente, de cambiar su percepción sobre la alimentación y, en definitiva, de mejorar así su calidad de vida”, comenta Jakub. Por último, y tras varios meses más de pruebas y la contratación de un experimentado equipo de químicos y nutricionistas, 'MANA Drink' vio la luz.

MANA Drink -continúa la compañía- "no solo está pensada para los 'gamers', sino también para todas aquellas personas que cuidan su salud, pero que no pueden o no quieren dedicar tiempo a cocinar".

MANA Drink es una bebida de 330ml a base de ingredientes naturales tales como aceite de coco y fibra de avena, entre otros, y que aporta 400 calorías y cubre el 20% de las necesidades nutricionales diarias del cuerpo humano. Contiene todos los nutrientes que el organismo necesita: proteínas, carbohidratos, grasas, fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y otros súper elementos.

Por el contrario, no contiene ningún tipo de toxinas, metales pesados, sustancias cancerígenas, lactosa o ingrediente de origen animal. Es una bebida que tan sólo hay que agitar, abrir y degustar para reemplazar totalmente cualquier comida del día, a la vez que ayuda a mantener una dieta sana y equilibrada mientras los 'gamers' juegan.

Etiquetas
Comentarios