Despliega el menú
Sociedad

Serena Williams muestra desnuda su embarazo en la portada de 'Vanity Fair'

Annie Leibovitz es la autora del retrato, en el que la tenista estadounidense luce una prominente tripa.

Serena Williams muestra desnuda su embarazo en la portada de 'Vanity Fair'
Serena Williams muestra desnuda su embarazo en la portada de 'Vanity Fair'
Annie Leibovitz

La tenista estadounidense Serena Williams, embarazada de más de seis meses,ha posado desnuda para la última edición de la revista Vanity Fair, a la que concedió una extensa entrevista en la que expone los detalles de su historia de amor con el empresario Alexis Ohanian.

En la instantánea, tomada por la conocida fotógrafa Annie Leibovitz, la deportista luce una prominente tripa mientras se cubre el pecho con una de sus manos en una pose muy parecida a la icónica portada de Vanity Fair que protagonizó la actriz Demi Moore en 1991.

La fotografía sale a la luz más de dos meses después de que Williams revelara a través de la red social Snapchat que estaba embarazada de 20 semanas, algo que revolucionó las redes sociales y que más tarde confesaría hizo de forma accidental.

Serena Williams, de 35 años, será madre en el último trimestre del año junto a Alexis Ohanian, cofundador de la página web Reddit, con quien se comprometió el pasado mes de diciembre tras conocerse un año y medio antes en Roma.

En la entrevista, la que está considerada como la mejor tenista de la historia, cuenta desde cómo supo que estaba embarazada poco antes del Open de Australia hasta las primeras palabras que cruzó con Ohanian o los detalles de la pedida de mano.

El enfrentamiento dialéctico entre McEnroe y Williams

Precisamente, Serena Williams es también noticia estos días por un enfrentamiento dialéctico con el exjugador estadounidense John McEnroe. El triple ganador de Wimbledon dijo recientemente que Williams es "la mejor jugadora de la historia", pero añadió que, si compitiera en el circuito masculino, ocuparía "el puesto 700 en el ranking mundial". A lo que la exnúmero uno mundial, actualmente de baja por su embarazo, contestó a McEnroe pidiendo que le deje en paz y exigiendo respeto y privacidad mientras espera el nacimiento de su primer bebé.

"Desafortunadamente, siento la necesidad de defenderme. Tengo una solución para solucionar el problema: que los hombres y las mujeres jueguen juntos. Así no tendríamos que especular", propuso el antiguo número uno de la ATP.

Etiquetas
Comentarios