Despliega el menú
Sociedad

¿Cuál ha sido el incendio más mortífero de la historia?

Un fuego se cobró más de 1.500 vidas en Estados Unidos en 1871.

Una fosa común, en Peshtigo, donde reposan muchas víctimas del incendio.
Una fosa común, en Peshtigo, donde reposan muchas víctimas del incendio.

Al menos 64 personas han fallecido en el terrible incendio que azota el centro de Portugal. La cifra es estremecedora, como las imágenes de devastación que dejan a su paso las llamas y que convierten el paisaje en un escenario espectral y aún humeante.

Pero a pesar de lo terrible de este suceso, se queda muy lejos del que está considerado el incendio más mortífero de la historia. Se produjo en 1871 en Estados Unidos. El 8 de octubre de ese año, el fuego arrasó la localidad de Peshtigo, en el estado de Wisconsin. Según estimaciones oficiales, entre 1.500 y 2.500 personas perdieron la vida la vida en el suceso.

Como ocurre ahora en Portugal, el incendio se vio favorecido por la sequía de los meses anteriores, con los bosques más secos de lo habitual, y por el calor que vivió la zona esos días. En ese escenario, lo que podía haber sido un incendio forestal como tantos otros se convirtió en una tormenta ígnea: este fenómeno se produce cuando el aire se calienta muy rápidamente, se eleva a toda velocidad, y empuja hacia abajo masas de aire más frío que proporcionan al incendio más oxígeno, auténtico combustible para las llamas. De este modo, se general remolinos y tornados de fuego, que alcanzan temperaturas de hasta 2.000 grados y avanzan descontrolados a toda velocidad.

En Peshtigo fallecieron casi todos los habitantes del pueblo. Muchos de ellos perecieron calcinados por las llamas, otros se asfixiaron por el humo y ni siquiera los que se metieron en el río lograron sobrevivir a las elevadísimas temperaturas y al 'bombardeo' de llamas y escombros en el que se sumió todo a su alrededor.

Siglo y medio después de aquella tragedia, Portugal se enfrenta de nuevo a la terrible amenaza del fuego.

Etiquetas
Comentarios