Sociedad

¿Tengo que asegurar mi vehículo si no lo uso?

Es lógico preguntarse si también se necesita un seguro en caso de tener siempre el coche aparcado.

Existen seguros voluntarios (como el seguro de vida o un seguro dental) y otros, obligatorios (como pasa con el seguro de coche) Lo que ocurre es que esta premisa con los vehículos parte del hecho de que el coche vaya a poner en circulación y es lógico preguntarse si también se necesita un seguro en caso de tener siempre el coche aparcado y, salvo una excepción que pasa por dar de baja el vehículo (de forma temporal o definitiva) en el Registro de Vehículo de la Dirección General de Trafico (DGT), la respuesta es un rotundo sí (como puede ser con los seguros de vehículos de Génesis) Y lo mínimo que se va a pedir es que cuenten con la cobertura de Responsabilidad Civil. Quien no cuente con este tipo de seguros incurre en un delito cuya multa puede ser muy superior a las cuotas que habría que pagar por estar asegurados. Pero, ¿para qué se necesita un seguro de coche en estos casos?

Aquellos que estén pensando en que su vehículo siempre está aparcado en un garaje privado y que nadie tiene acceso a él se estarán haciendo esta pregunta: ¿para qué el seguro de coche? Hay que tener en cuenta que un coche puede provocar daños aún sin tener que estar en circulación. Por ejemplo, un cortocircuito en su sistema puede originar un incendio y con él daños a la propiedad de uno mismo pero también a la de terceros. Si esto ocurriera, la persona a la que le pertenezca el coche tendría que hacerse cargo de pagar todas las facturas que se originaran de su propio bolsillo.

Por supuesto, al tener obligación de tener seguro por ley y no ser el caso, las autoridades también tomarían medidas y pueden hacer que el coche quede inmovilizado de uno a tres meses, teniendo que abonar los gastos ocasionados por llevarlo y guardarlo en el deposito de vehículos así como presentar el seguro que procede para su retirada. A lo anterior habría que sumar una multa que puede ir de los 601 euros a los 3.005 euros. La cantidad a pagar depende de varios factores como son: el que el coche estuviera en el momento en el que se impone la multa en circulación o no; la gravedad de los hechos; el tiempo que figura registrado sin seguro; si se trata de una persona que ha reincidido en la misma sanción y la categoría y servicio que se presta con dicho vehículo. Si se echan cuentas se puede ver que sale muy caro el no contar con un seguro para el coche.

Con lo ya mencionado cabe resaltar que todo coche cuyo estacionamiento habitual esté en España debe estar asegurado por ley. Y en esta ley no se contempla si una persona es coleccionista de coches y quiere tener diez en su garaje. De ser así, necesitará contar con un seguro para cada uno de ellos al menos con la cobertura mencionada de Responsabilidad Civil tal y como se recoge en el Real Decreto Legislativo 8/2004 de 29 de octubre. Los que quedan excluidos de cumplir con esta obligación son los remolques, semirremolques y máquinas que no tengan un peso por encima de los 750 kilogramos ya que la ley habla de los vehículos que son idóneos para circular. En definitiva, un vehículo a motor tiene que tener su seguro correspondiente no sólo para poder circular, también para poder estacionar, tanto en la vía como en un garaje privado.

Requisito para no tener que asegurar un coche

Después de todo lo comentado parece que no hay manera alguna en la que una persona quede exenta de pagar el seguro de coche pero ya adelantamos que esto no es así y que hay una excepción. Se trata de aquellos vehículos que han sido dados de baja (bien de forma temporal o bien de forma permanente) en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Si es el caso la persona en cuestión se puede ahorrar las cuotas del seguro y también el impuesto de circulación. Sin embargo, hay un pero. Para que esta situación pueda darse, el vehículo tiene que haber pasado antes la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), de no ser así, no se puede proceder de esta manera.

Sino se cumple con esa salvedad y para evitar tener que hacer frente a multas y costes elevados que puedan surgir en el futuro lo mejor es contar con un seguro adecuado para ese caso. Como la cobertura que se pide es la mínima la cuota a pagar siempre será de lo más económica y existe la posibilidad de poder calcular esto de forma sencilla via online.

Etiquetas
Comentarios