Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

¿De dónde viene la palabra spam?

Un chistecillo en televisión acabó por dar nombre al correo basura.

Spam, la marca de carne que da nombre al correo basura.
Spam, la marca de carne que da nombre al correo basura.

No es una etimología muy común, pero la palabra spam tiene su origen... en los Monthy Phyton.

Y no es que los humoristas ingleses sean grandes expertos en internet. O quizá sí, tampoco podemos asegurarlo, pero sus dotes interneteras poco tienen que ver con el término spam.

En estos tiempos es difícil que alguien desconozca qué es el spam, pero por si acaso, digamos que son esos correos electrónicos que inundan la bandeja de entrada de nuestro ordenador con publicidades que no hemos solicitado, que no nos interesan nada y que muchas veces van cargados de virus maliciosos que pueden hacerse fuertes en nuestro ordenador.

Hasta aquí, nada que ver con los Monthy Phyton. Pero dejen que siga la historia: spam es también la abreviatura de "specied ham" (jamón especiado) y la marca que la empresa estadounidense Hormel Foods puso a sus latas de jamón cocido cuando comenzó a comercializarlas en 1937.

El producto se hizo muy popular en Estados Unidos y el Reino Unido, y durante la II Guerra Mundial se convirtió en parte casi imprescindible de la dieta de los soldados que estaban en el frente: era un alimento nutritivo, muy duradero y que estaba protegido con su envase de metal.

Además, era casi imposible encontrar una casa en la que no se usara el jamón Spam de forma habitual.

Y es aquí donde entran en escena los Monthy Phyton. El grupo tenía un famoso programa de televisión (Monty Python's Flying Circus) en el que caricaturizaban las costumbres inglesas. En uno de ellos, en 1970, un grupo de vikingos llegaba a un bar inglés y preguntaba qué había para comer: la camarera les recita la lista de platos, y todos llevan Spam. De hecho, el sketch termina con la mujer repitiendo sin parar: "Spam, spam, spam, spam, spam, spam, spam...". (en el vídeo traducen spam como 'cerdo').

La broma triunfó de tal manera, que empezó a usarse la palabra spam para referirse a cualquier cosa repetitiva y molesta. Y de ahí a internet solo hubo un paso. Spam pasó a ser el término que describe a cualquier mensaje pesado e insistente que recibimos en nuestro correo electrónico.

Y todo, por un chiste en televisión.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión