Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

¿Cómo hacen su luz las luciérnagas?

Estos insectos, que parecen llevar una bombillita en la barriga, son verdaderos magos de la química.

Cientos de luciérnagas en un bosque.
Cientos de luciérnagas en un bosque.

La contaminación lumínica y la pérdida de sus hábitats naturales hacen que, año tras año, sea más difícil encontrar luciérnagas en el campo.

Aún así, siempre es un placer descubrir uno de estos pequeños insectos, con su casi mágica capacidad para iluminar las noches de verano.

La luz de las luciérnagas depende, sobre todo, de un componente químico que poseen estos animales: la luciferina.

Pero deben darse además unas curiosas reacciones químicas para que ese elemento brille.

En el abdomen de las luciérnagas hay, además de luciferina, calcio, magnesio y oxígeno. Y en este último está la clave de la bioluminiscencia de los insectos.

El oxígeno común no reacciona con la luciferina, pero el de las luciérnagas es un tipo especial de oxígeno molecular, el llamado anión superóxido, que contiene un electrón adicional.

Ese electrón extra permite 'conectar' con la luciferina y que se produzca la reacción química necesaria para que las luciérnagas brillen por la noche.

Así que, ya sabe, la próxima vez que descubra uno de estos animalitos, piense que esa pequeña cajita de luz que tiene en la barriga es toda una central química en pleno funcionamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión