Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Interactividad en forma de espray

Un novedoso espray permite que cualquier objeto se convierta en una superficie táctil con la que interactuar.

Tras recibir el espray, cualquier objeto se vuelve interactivo
Tras recibir el espray, cualquier objeto se vuelve interactivo
Universidad Carnegie Mellon

Tu guitarra eléctrica, el volante de tu coche, tu llavero, el esqueleto que usaba el profe de ciencias para enseñarte los huesos e incluso ese muñeco que guardas desde pequeño como un tesoro podrían ser táctiles. Basta con rociarlas con Electrick, un novedoso espray desarrollado por Yang Zhang y Chris Harrison, del Instituto de Interacción Humano-Ordenador de la Universidad Carnegie Mellon (EE. UU.). El espray permite que cualquier superficie, ya sea pequeña, grande, plana o irregular, se convierta en una superficie táctil con la que interactuar. Funciona con paredes de yeso, madera, plástico e incluso gelatina. Y para colmo no supone grandes costes: solo 0,09 euros por cada metro cuadrado de un objeto.

Para desarrollarlo, los ingenieros han usado una técnica denominada tomografía de campo eléctrico y la han combinado con un aerosol de carbono conductor. Al tocar una superficie rociada con el spray y mover el dedo a través de ella, se interrumpe el flujo de la corriente. Y un algoritmo informático calcula dónde está ubicado nuestro dedo. Así de simple. Así de versátil.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión