Despliega el menú
Sociedad

¿Podemos prevenir el consumo de drogas desde el entorno familiar?

Lo primero que debemos hacer es plantearnos qué son las drogas y analizar los motivos que llevan a los adolescentes a iniciarse en su consumo.

Muchos adolescentes se inician en el consumo de drogas para aumentar su autoestima.
Muchos adolescentes se inician en el consumo de drogas para aumentar su autoestima.
Pixabay

A la hora de abordar desde el ámbito familiar este tema tan complejo y preocupante, lo primero que debemos hacer es plantearnos qué son las drogas y analizar los motivos que llevan a los adolescentes a iniciarse en su consumo y los factores que les predisponen a ello. “Las drogas, apunta el pediatra Pedro Orós, son sustancias químicas, naturales o sintéticas, que modifican determinadas funciones de nuestro cuerpo -conciencia, percepción, estado de ánimo...- y su consumo tienen consecuencias en la manera de relacionarnos con los demás y con nuestro entorno”. “Pero, además, -interviene Joaquín Martínez, experto en prevención-, los efectos que estas pueden producir dependen de factores tan diversos como el tipo de sustancia que se tome; cómo se tome (oral, nasal, fumada…); de la cantidad y de la persona (edad, sexo, características físicas y psicológicas…); incluso, del lugar: en casa, en la calle, en la discoteca…). Según los expertos, las drogas provocan efectos placenteros, sobretodo, en los primeros consumos, aunque estos van disminuyendo con la repetición. Por eso, debemos tener muy claros tres conceptos que las hacen tan peligrosas:

¿Por qué son tan peligrosas?

Son adictivas: la adicción es un estado psíquico, a veces físico y social, que produce un desajuste en el comportamiento. Producen dependencia: razón por la cual la supresión de estas sustancias provoca síntomas -físicos, psíquicos y sociales-. Y es la causa por la que el individuo la busca cada vez de forma mas compulsiva. Crean tolerancia: es un fenómeno bioquímico, por el que nuestro cuerpo se acostumbra a dosis cada vez mayores, de forma que para alcanzar los mismos efectos necesitamos cantidades mayores.¿Qué motivos llevan a los adolescentes a consumirlas?

La curiosidad, la experimentación y la búsqueda de novedades. En los adolescentes influye mucho la presión del grupo: seguir los rituales de la pandilla, para ellos es muy importante. El afán de parecer mas guapos, de ligar y de relacionarse; se sienten más populares. Algunas drogas eliminan las inhibiciones y pueden favorecer el contacto con otros chicos o chicas. Todo el mundo parece mas simpático y atractivo. En algunos casos, se persigue favorecer las relaciones sexuales. También se consumen para olvidar y afrontar dificultades. En definitiva, para aumentar su autoestima. Otras veces recurren a ellas para dormir mejor o lo contrario, para mantenerse despiertos y despejados. Incluso se llegan a utilizar para controlar el peso.¿Y qué factores les predisponen a su consumo?

El inicio experimental precoz de sustancias -tabaco, alcohol o cannabis- junto a la falta de supervisión familiar. Características de la propia personalidad: falta de autoestima, no saber manejar las frustraciones de la vida. Modelos educativos inadecuados demasiado autoritarios o permisivos. Situaciones difíciles en el entorno: familias desestructuradas, marginalidad, antecedentes de drogadicción en la familia, enfermedades mentales serias... Disponer de más dinero del necesario. Integrarse en pandillas o grupos en los que se consumen drogas. La creencia muy extendida, lamentablemente, de que “no pasa nada”, “a mí no me va a pasar”, el célebre “yo controlo” o la típica y recurrente justificación: “todos lo hacen”.

Etiquetas
Comentarios