Sociedad
Suscríbete por 1€

Desfile y canto a la vida contra el cáncer de mama

La Sala Cai Luzán se transformó ayer por la tarde en una improvisada pasarela de moda. En este peculiar escenario tuvo lugar el desfile de bañadores y ropa adaptada para mujeres mastectomizadas, organizado por la Asociación Aragonesa contra el Cáncer de Mama (Amac-Gema) y Zaraorto.

Su presidenta, Lourdes Andreu, recordaba que “han pasado 14 años desde el primer desfile y, en la actualidad, las prendas de las que pueden disfrutar las mujeres afectadas por una cirugía de cáncer de mama son mucho más cómodas y bonitas; hay diseños espectaculares”. En esta ocasión los mostraron las firmas Amoena y Anita.

La sala prácticamente se llenó de un público fiel y con ganas de diversión. Pero antes, Blanca y Nerea Álvarez, de Zaraorto, ofrecieron un picoteo de bienvenida regado con el vino Solidarity Rose de Bodegas Care. Su director comercial, Juan Carlos Benito, recordaba que “es el segundo año que elaboramos este vino; para nosotros es un placer colaborar con Amac-Gema con parte de la recaudación que obtenemos con su venta”.

Juan Carlos lo describió como “suave y fácil de beber; hay gente que lo tilda de un vino muy femenino y lo cierto es que atesora muchos matices; para tomar como aperitivo antes de la comida es una delicia”. Ayer, sin embargo, se disfrutó a media tarde y lo cierto es que encajó igual de bien con el picoteo, que tuvo un aire muy tropical, en la línea del eslogan del desfile: ´Pasarela beach party`.

Tras estos prolegómenos, llegó la hora de la verdad. El público –la mayoría mujeres– prácticamente llenó el patio de butacas y el inicio del espectáculo de luz y sonido fue el mejor indicador de lo que estaba a punto de suceder. Sobre la improvisada pasarela empezaron a desfilar seis modelos, voluntarias y socias de Amac-Gema, mostrando las nuevas tendencias de ropa interior y de baño.

Isabel Rodes, Begoña Aranjuelo, Isabel Ramírez y Olga Turón fueron algunas de las modelos que se desenvolvieron con soltura en el escenario. Y lo mejor de todo, las primeras y más entusiastas animadoras de la velada. Con su desenfado y ganas de diversión se metieron al público en el bolsillo, que empezó a cantar y a hacer sonar las palmas sin parar. Así fue durante todo el desfile.

Nerea Álvarez comentaba que este año “se llevan los colores rojo y rosado, y los topos”. A su lado, Lourdes Andreu destacaba que “las mujeres mastectomizadas son como las demás; no tienen que privarse de nada por haberse visto afectadas por una cirugía como consecuencia de un cáncer de mama”. Desde luego, es lo que demostraron sobre la pasarela.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión