Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

¿Por qué cambia tanto el tiempo en primavera?

Llueve, hace calor, luego frío, se levanta el viento... todo es posible en esta voluble estación.

La primavera es la estación de las flores y del viento, el frío, el calor, la lluvia...
La primavera es la estación de las flores y del viento, el frío, el calor, la lluvia...
Pixabay

Si llevamos chaqueta, seguro que a mediodía sobra. Pero si la jornada se alarga, la cazadora casi se queda corta y en cuanto desaparece el sol apetece volver al abrigo. Y eso, si no cae un buen chaparrón que lo complica todo un poco más.

No, el tiempo no se ha vuelto loco. Es que estamos en primavera, la estación más voluble del año y en la que son más frecuentes y más rápidos los cambios de temperatura.

Estas variaciones se deben a que estamos en una etapa de transición entre el invierno y el verano. La atmósfera se va adaptando poco a poco y, por el camino, hay pasitos adelante y pasitos hacia atrás que hacen que sea muy difícil adivinar qué tiempo tendremos al día siguiente.

Buena parte de la culpa de estos cambios de clima en las zonas medias de los dos hemisferios terrestres la tiene la llamada corriente en chorro. En invierno, esta corriente circula cerca de nosotros y viene acompañada de borrascas y lluvia. En verano, se aleja a zonas más próximas a los polos y favorece que tengamos tiempo anticiclónico.

En primavera -y también en otoño- esta corriente inicia su camino de uno a otro punto, pero este no es lineal ni exacto, y en el proceso se producen vaivenes y entradas de aire frío que hacen tan cambiante la temperatura.

Pero más allá de las explicaciones meteorológicas, esto es algo que ya tenían claro nuestros abuelos. ¿Cuántas veces les han recordado aquello de que 'hasta el 40 de mayo no te quites el sayo' ?

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión