Despliega el menú
Sociedad

La Real Maestranza acoge a nuevos miembros con motivo de San Jorge

Los nuevos maestrantes junto a sus padrinos y madrinas y varios miembros de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza.
Los nuevos maestrantes junto a sus padrinos y madrinas y varios miembros de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza.
Aránzazu Navarro

Los caballeros y damas de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza vivieron ayer el acto más importante del año: la junta general con motivo de la festividad de su patrón, San Jorge, en la que se produjo el ingreso de ocho miembros. Entre ellos, destacó la presencia de dos maestrantes de la Casa de Calabria, Sofía Landaluce y Melgarejo, duquesa de Calabria, y su hijo, Jaime de Borbón-Dos Sicilias, duque de Noto. Además, también tomó posesión Alfonso Martínez de Irujo, hijo de la fallecida duquesa de Alba, al que cedió los títulos aragoneses de duque de Híjar y conde de Aranda.

La junta general se inició con el descubrimiento de un retrato del rey Felipe VI que presidió la sesión, cuyo encargo recibió el pintor Pepe Cerdá. El Teniente Hermano Mayor, Luis Navarro, y el duque de Calabria, Pedro de Borbón-Dos Sicilias, descubrieron la obra y el “¡Viva el rey!” que se escuchó fue ampliamente seguido por los asistentes. A continuación, se renovó el hermanamiento con el Regimiento de Caballería España 11 y la Brigada Aragón. En el acto participaron sus jefes, el coronel Juan Bustamante y el general Andrés Chapa, respectivamente.

El siguiente punto del día fue la ceremonia de ingreso de los nuevos miembros. Además de los representantes de la Casa de Calabria y del duque de Híjar, también se incorporaron a la institución, bajo la atenta mirada de su secretario, Enrique Caro, Jorge Ruano de Burnay, Ignacio Dolz de Espejo y Joaquín Cavero, conde de Gabarda. Las damas que tomaron posesión fueron Cristina Navarro e Inmaculada Serrano.

Los nuevos maestrantes habían pasado previamente varios filtros para determinar el origen o vinculación nobiliaria. Los caballeros tienen que “probar” cuatro apellidos y las damas dos, y la última decisión siempre es de Su Majestad el Rey, Hermano Mayor de las cinco maestranzas que hay en España.

En nombre de todos ellos dirigió unas palabras Jaime de Borbón-Dos Sicilias. En lo personal destacó que “desde hace siglos nuestra familia ha estado ligada a lo que era el Reino de Aragón, por lo que es un orgullo pertenecer a esta institución y espero estar a la altura del legado familiar”.

Alfonso Martínez de Irujo también se mostró muy satisfecho y emocionado. “Mi familia por parte de mi bisabuelo materno ha tenido una gran vinculación con Aragón; además, mi bisabuelo vivió muchos años en Épila como conde de Aranda, por lo que me siento muy honrado”.

Tras la ceremonia se celebró una misa en honor a San Jorge en la catedral de San Salvador, donde los maestrantes pudieron venerar la reliquia del santo. La jornada concluyó con un cóctel en la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios