Despliega el menú
Sociedad

La Sabina debate sobre cómo ser escritora y no morir en el intento

De izquierda a derecha, Elena Laseca, Irene Vallejo, Patricia Esteba y Gloria Labarta. Sentadas, Concha Monserrat y María Dubón.
De izquierda a derecha, Elena Laseca, Irene Vallejo, Patricia Esteba y Gloria Labarta. Sentadas, Concha Monserrat y María Dubón.
Aránzazu Navarro

´Cómo ser escritora y no morir en el intento`. Este fue el reto que el martes planteó El Club de Opinión La Sabina en el Museo del Teatro Romano de Zaragoza. A él se enfrentaron cuatro autoras aragonesas: Irene Vallejo, Elena Laseca, María Dubón y Patricia Esteban. Todas asumieron el lema del encuentro con la sensación de que responde a una realidad “muy cierta”, y en el caso de Patricia, “como una forma de tomarte con humor esa realidad”.

La periodista Concha Monserrat moderó el debate, pero antes, la presidenta de La Sabina, Gloria Labarta, apuntó el principal objetivo: “Intentamos combinar retos que las mujeres van alcanzando con la reflexión sobre lo que nos queda por conseguir; el de ser escritora es uno de ellos y la idea de no morir en el intento se refleja en hechos como que hay muy pocas mujeres en la cumbre de las letras”.

Así lo plasmó Irene Vallejo: “Casi el 80% de las carreras humanísticas están copadas por mujeres, una magnífica cantera de escritoras, pero luego resulta que hay muy pocas galardonadas con el Nobel, el Cervantes o el Premio Nacional de Narrativa. Todavía hay que cambiar bastantes mentalidades”. También se refirió a su mayor vulnerabilidad por circunstancias como la maternidad y el cuidado de la familia, que “nos obligan a dar un paso atrás en momentos en los que deberíamos estar abriéndonos hueco”.

Durante la charla, otro de los argumentos que surgió fue el de la necesidad o no de escribir historias de mujeres como una forma de recuperar tanto tiempo de oscuridad. Para María Dubón, “no es algo deliberado”, mientras que Elena Laseca apuesta por ello “intencionadamente”. “Es mi forma de contribuir al feminismo, a esa igualdad tan deseada, dando visibilidad a mujeres normales, con sus miedos, problemas y necesidades”.

Patricia Esteban señaló que la de escritora no es una profesión fácil “y en el caso de las mujeres, “como sucede en otros gremios, también se traduce en algo más de discriminación y en la sensación de estar como en segunda fila”.

Durante el debate, socias del Club de Opinión La Sabina como Fabiola Hernández, María Jesús Fernández, Gema Villa, Blanca Lobera, Reyes Palá y Pilar Zaldívar plantearon con sus preguntas otros temas, como el de la literatura femenina. “Esta etiqueta ha hecho mucho daño –confesó María Dubón–, la de encuadrar todo lo femenino escrito por mujeres y para ellas cuando no existe la contrapartida de una literatura masculina”. “Es un encasillamiento que limita el público al que nos podemos dirigir –subrayó Irene Vallejo–; no digo que siempre sea así, ni para todos los editores, pero ese prejuicio está en el ambiente y sería saludable superarlo”.

Etiquetas
Comentarios