Despliega el menú
Sociedad

"Ojalá alguien me escriba esquelas así de bonitas 23 años después de mi muerte"

Como cada 21 de marzo, el aragonés Casaus ha dado cuenta en público a su esposa, fallecida hace 23 años, de cómo están sus hijos gemelos.

José Luis Casaus y Elena Lupiáñez, con sus hijos Yuri y Boris.
José Luis Casaus y Elena Lupiáñez, con sus hijos Yuri y Boris.

Como cada 21 de marzo, el aragonés José Luis Casaus ha vuelto a escribir a su amada Elena Lupiáñez, fallecida en un tal día de 1994, para contarle las novedades sobre sus hijos. "Elenita, mira que me lo había advertido Alfredo Zitarrosa en una milonga... 'puedo enseñarte a volar pero no seguirte el vuelo'. Ya me está pasando. Tus hijos Boris y Yuri baten alas y no gano para tupperwares".

La esquela, publicada puntualmente desde hace 23 años cada 21 de marzo en el diario 'El País', donde trabajaba Elena Lupiáñez, deja constancia de que se mantiene viva en el recuerdo de José Luis Casaus, nacido en  1952 en el pequeño municipio de El Buste, a medio camino entre Borja y Tarazona.

Como contó Heraldo.es hace dos años por estas fechas en el reportaje titulado 'El aragonés que pone al día a su mujer a través de esquelas', la vida de Casaus ha estado a caballo de Zaragoza, Barcelona, Moscú y Madrid. Pero fue en El Líbano donde conoció a Elena Lupiáñez, y fruto de su relación nacieron los gemelos Yuri y Boris.

El gesto público anual de José Luis Casaus ha vuelto a despertar reacciones en las redes sociales:



 

Etiquetas
Comentarios