Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

La maleta de una 'au pair', la guía de una zaragozana para viajar a EE.UU.

El blog de la periodista Erika Broto ayuda a los jóvenes que quieren trabajar en Estados Unidos como asistentes infantiles.

La zaragozana Erika Broto, autora del blog La maleta de una 'au pair', en Nueva York.
La zaragozana Erika Broto, autora del blog La maleta de una 'au pair', en Nueva York.
Erika Broto

Casi 8.000 kilómetros separan nuestro país de Estados Unidos. Una distancia que cada vez más españoles -en su mayoría mujeres- están dispuestos a recorrer para vivir una experiencia distinta al otro lado del océano Atlántico como 'au pair'. Para quienes inician esta aventura, una aragonesa tiende una mano amiga a través de un blog.

"Me decidí a ser 'au pair' para mejorar mi nivel de inglés de cara a enfrentarme a una situación laboral complicada. Pensé en el lado positivo, en conocer una forma de vida distinta, ?en ?viajar y poder vivir un año en EE.UU de forma 'asequible'. Hice balance y no me lo pensé dos veces, me lancé a la aventura.? ", explica la periodista zaragozana Erika Broto, autora del exitoso blog La maleta de una 'au pair', en el que documentó toda su experiencia en Estados Unidos.

"El interés de los españoles por este destino comenzó hace tres o cuatro años, hasta entonces, EE.UU. siempre lo habíamos visto muy lejos", explican desde Aupaircare, una de las 17 organizaciones de intercambio autorizadas por la oficina de Educación y Relaciones Culturales del Departamento de Estado de EE.UU.

"La agencia hace de patrocinador para entrar en el país, te ayuda con los trámites y la búsqueda de familia, con el viaje, te ofrece apoyo una vez en tu destino y te ayuda con cualquier cuestión relacionada con el programa", comenta Erika.

A través Aupaircare, unas 250 personas viajaron el año pasado desde España a Estados Unidos, pero no todos los que quieren pueden hacerlo. Desde el Departamento de Estado de EE.UU. se establecen una serie de requisitos que han de cumplir los interesados. Entre las condiciones: tener entre 18 y 26 años, indispensable para solicitar el visado de visitante de intercambio -modelo J1-, haber trabajado previamente con niños, tener un nivel de inglés suficiente para mantener una conversación fluida, haber obtenido un certificado académico de bachillerato o similar y no tener antecedentes penales. Además, desde Aupaircare también piden no haber padecido enfermedades -ansiedad, anorexia, bulimia, diabetes, migrañas...-, ser soltero y no tener hijos, tener el permiso de conducir y no fumar.

Los chicos lo tienen más difícil. Para ellos los requisitos son más duros. En su caso, deben ser mayores de 21 años, tener un nivel de inglés superior al de las chicas y las horas de experiencia con niños necesarias para poder viajar pasan de 200 -para ellas- a 500.

'En el blog escribía con muchísima ilusión los pasos que iba dando hasta conseguir ser 'au pair' en Estados Unidos. Los trámites son un poco ?más tediosos que para irte a un país europeo", indica la zaragozana. El proceso para encontrar una familia en el país de acogida puede durar desde 3 hasta 6 meses. Durante ese tiempo, los candidatos preparan un perfil multimedia con el que presentarse a sus posibles anfitriones. "Allí eres un miembro más de la familia", explican desde la agencia. Por eso, es importante conseguir, a través de varios correos electrónicos y entrevistas, una buena relación entre los posibles hospedadores y el candidato. "Realizas entrevistas vía 'Skype' con las familias hasta que coincides con alguna con la que compartes gustos y ves que encajas ?en su perfil", explica Erika.

??"En mi caso, fueron? tres niños en edad escolar así que, durante el curso, iban al colegio de nueve de la mañana a cuatro de la tarde. Entonces los recogía del autobús, les preparaba? la merienda, hacíamos los deberes y salíamos a jugar o a las actividades extraescolares. Solía? terminar sobre las seis de la tarde de trabajar, aunque generalmente me quedaba a prepararles el baño y la cena", señala Erika. "Los niños eran muy sociables y cariñosos. A pesar de vivir con la familia, tenía libertad total de movimientos. Los fines de semana los tenía, normalmente, libres. Salvo contadísimas excepciones, no se me exigía ningún horario para llegar a casa y tuve coche propio y móvil prestado que costeaba la familia, como las facturas y la gasolina".

La ley de inmigración estadounidense prohíbe a quienes han accedido al país con un visado de turista realizar actividades como 'au pair'. Una vez conseguido el visado específico para el desempeño de estas labores, los visitantes de intercambio entrarán en el país en los 30 días previos a la fecha de inicio del programa y podrán quedarse otros 30 días una vez terminados sus servicios, durante un periodo denominado 'mes de gracia', en el que se les permite viajar por el país. Tras el año de trabajo, el visado podrá ser prorrogado por 6, 9 o 12 meses más.

"Lo mejor fue conocer a gente de todo el mundo, mejorar mi nivel de inglés, vivir cómo es el día a día en una familia de allí?, estudiar en una universidad norteamericana y poder viajar por todo? Estados Unidos. Al final de la experiencia compensa el esfuerzo de estar lejos de casa", subraya Erika, quien en su último mes de visado hizo la Ruta 66 desde Chicago hasta Los Ángeles en coche.

La normativa vigente establece como condiciones del contrato un máximo de 45 horas semanales de trabajo, 10 días de vacaciones al año (estos días son pagados), un salario de 195,75 dólares a la semana -además del alojamiento y la manutención- y la obligación de los empleadores de costearle a su 'au pair' un curso obligatorio de 60 horas por un importe de hasta 500 dólares en una universidad americana para obtener al menos seis créditos académicos. Además, el seguro médico está incluido para toda la estancia.

"Mi recomendación, sin duda, es elegir Estados Unidos, antes que Europa, por la regulación, el apoyo y las condiciones de trabajo. Mucha gente tiene reparo a irse porque es un año fuera de casa y muy lejos, pero merece la pena", aconseja la zaragozana.

Cuidado con los fraudes

"?Hay muchísimos casos de estafas a 'au pair'. Incluso ha habido gente que ha contactado conmigo a través del blog con documentos copiados de los originales de las agencias, pero enviados desde un correo inventado similar al original", subraya Erika, en cuyo blog ha dedicado varias entradas a ayudar a los interesados a prevenir fraudes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión