Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Una falla hecha con palabras: la falla inmaterial

¿Cómo viven la fiestas masivas las personas que las disfrutan? ¿Puede la tecnología y la ciencia de datos ayudar a conocer el sentimiento fallero? La Universidad de Valencia propone la construcción de la Falla Inmaterial. Una inteligencia artificial procesa los mensajes que las personas comparten con el proyecto y va dando forma al monumento fallero nacido de la ciencia ciudadana.

Una nube con las palabras y emoticonos más repetidos para expresar el sentimiento fallero da forma a cada monumento fallero inmaterial
Una nube con las palabras y emoticonos más repetidos para expresar el sentimiento fallero da forma a cada monumento fallero inmaterial
UV

El 2017 pasará a la historia como el año en el que Las Fallas de Valencia fueron declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, pero también como el año en que se erigió y quemó la primera falla de la historia construida mediante algoritmos de Inteligencia Artificial: la Falla Inmaterial.

La Falla Immaterial es un proyecto de ciencia ciudadana promovido por la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Valencia (ETSE-UV) que muestra el papel de las nuevas tecnologías y del análisis de datos en eventos festivos de carácter masivo, al mismo tiempo que nos permite tomar conciencia de la imagen colectiva que proyectamos a través de nuestra presencia en las redes sociales.

Para ello, el proyecto pone a disposición tres canales de comunicación para recoger la participación de la ciudadanía local y foránea:

La web propia del proyecto (puedes elegir idioma).  El perfil en Twitter @fallaimmaterial y el hashtag #fallaimmaterial La Comunidad de FacebookA través de estos tres canales, y hasta el 19 de marzo, el usuario puede opinar escribiendo mensajes o comentarios sobre cualquier temática y utilizando toda su creatividad e imaginación. El algoritmo analiza la frecuencia de aparición de las palabras o emoticonos y representa cada elemento de forma proporcional en una nube de palabras con aspecto de monumento fallero, cuya forma depende del número de mensajes recibidos en cada franja horaria. En concreto, el algoritmo reconstruye cada pocos minutos cuatro monumentos falleros diferentes accesibles desde la página web:

La Falla Grande En esta falla se analiza todo lo comentado desde el día 6 de Febrero, fecha de lanzamiento del proyecto hasta la actualidad. La Falla Infantil En esta falla aparecen los emoticonos que han ido apareciendo en los diferentes mensajes enviados por los usuarios. La Falla Efímera Recoge las palabras que se han introducido en la última hora con mayor frecuencia. La Falla en Valenciano Es equivalente a la Falla Grande pero selecciona palabras en valenciano y representa el sentir local de las Fallas.Al igual que sus homónimos materiales, los monumentos de La Falla Inmaterial se pueden plantar. Cada vez que el usuario los descarga desde la página web del proyecto, si se tiene compartida la ubicación del dispositivo, se muestra un estandarte en el mapa donde se indica la descarga (la Plantà). Los promotores del proyecto proponen olvidar las limitaciones del mundo físico, de manera que los usuarios planten fallas alrededor del mundo, que las quemen y que envíen sus experiencias de todo ello.

Se trata, por tanto, de un proyecto abierto a todos los públicos que tiene como objetivo el generar una cultura científica en la sociedad mediante la participación en una actividad de investigación que recopila información importante sobre el sentimiento fallero en diferentes instantes temporales y perfiles personales.

El proyecto está dirigido por Francisco Grimaldo Moreno, subdirector de la ETSE-UV y Emilio Soria Olivas, director del Máster en Ciencia de Datos de la Universidad de Valencia y, para llevarlo a cabo cuenta, con un equipo humano de analistas de datos, diseñadores web, programadores, matemáticos y animadores sociales.

El proyecto ha sido posible gracias al apoyo de las instituciones colaboradoras, encabezadas por la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Valencia, y también gracias a las entidades financiadoras entre las que se encuentran Bankia, Arroz Dacsa, Destilerías Tenis, Grupo IVI, Grupo CAPS, Taberna Alkázar, Top Run, Salses Choví, Datomedia y NEV Coaching & Consulting.

Esta sección se realiza en colaboración con el Observatorio de la Ciencia Ciudadana en España, coordinado por la Fundación Ibercivis

Etiquetas
Comentarios