Despliega el menú
Sociedad

Dos turistas darán la vuelta a la Luna en una semana en 2018

SpaceX prevé enviar a dos personas usando una nave espacial en desarrollo para los astronautas de la NASA.

Elon Musk, presidente ejecutivo de Space Exploration Technologies (SpaceX), muestra el vehículo espacial Crew Dragon que se enviará a la Estación Espacial Internacional (EEI).
Dos turistas podrían viajar alrededor de la Luna en 2018
Mario Anzuoni/Reuters

Dos turistas tienen previsto dar la vuelta a la Luna en una semana en 2018 en la nave espacial Dragon como parte de una iniciativa de la empresa privada estadounidense SpaceX con apoyo de la agencia espacial NASA.

SpaceX precisó que se trata de dos personas que acudieron a la empresa con ese interés y que una vez aprueben los exámenes físicos y médicos necesarios para el entrenamiento y el viaje divulgarán sus nombres.

El presidente ejecutivo de Space Exploration Technologies, Elon Musk, confirmó a los periodistas esta previsión en una conferencia telefónica.

Musk se negó a identificar a los clientes o decir cuánto pagarían para volar en la misión de una semana, excepto para decir que no es "nadie de Hollywood".

También dijo que los dos posibles turistas espaciales, que se conocen, han depositado una cuantía "sustancial" y se someterán a "una amplia formación antes de ir a la misión".

"Creo que hay un mercado para uno o dos de estos por año", dijo, estimando que las tarifas turísticas espaciales cobradas por SpaceX podrían eventualmente contribuir del 10 al 20 por ciento de los ingresos de la compañía.

Musk, también director ejecutivo del fabricante de automóviles eléctrico Tesla, dijo que las misiones alrededor de la Luna podrían proporcionar práctica para vuelos humanos eventuales a Marte, el objetivo a largo plazo de SpaceX.

Ambos turistas serán los únicos tripulantes de Dragon, que despegará en 2018 desde la histórica plataforma 39A del complejo de Cabo Cañaveral (Florida), la misma del lanzamiento de las misiones lunares del programa Apolo.

Este programa consistió en once vuelos tripulados entre 1968 y 1972, incluido el viaje que llevó a Neil Armstrong y Buzz Aldrin a pisar la superficie lunar por primera vez, el 20 de julio de 1969.

Para SpaceX, con sede en California, se trata de un objetivo que los acerca a su meta de transportar a seres humanos a Marte.

"Esto supone una oportunidad para que los seres humanos regresen al espacio profundo por primera vez en 45 años y viajen más y más hacia el sistema solar", señaló SpaceX en un comunicado.

La empresa agregó que el transbordador espacial Dragon fue diseñado para llevar a humanos y tiene ya "una larga historia de vuelo".

SpaceX señaló que estos vuelos con tripulación privada, alentados por la NASA, ayudarán a reducir a largo plazo los costes para el Gobierno estadounidense y mejorar el historial de fiabilidad de estas misiones.

La vuelta a la Luna será posterior a otros vuelos que la empresa planea con astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional (EEI) como parte del Programa de Tripulación Comercial de la agencia espacial estadounidense.

Según la compañía, a finales de este año realizarán una demostración, en modo automático y sin tripulación, como parte de dicho programa con el lanzamiento a la EEI de la nave espacial Crew Dragon (Dragon Version 2).

Una misión posterior con tripulación se espera que vuele en el segundo trimestre de 2018.

Etiquetas
Comentarios