Despliega el menú
Sociedad

La Fundación Lacus Aragón entrega sus distinciones anuales

Ayer se celebró en el Teatro de las Esquinas la gala del 7º aniversario de la Fundación Lacus Aragón, repleta de personalidades y entidades.

Luis Galindo, Elena Saínza, Irene Melendo, Teresa Sevillano, Isabel Arbués, Armando Royo, Luis Gonzaga, Nieves Doz, Javier Gómez y Fernando Gasca, en el Teatro de las Esquinas.
La Fundación Lacus Aragón entrega sus distinciones anuales
Aránzazu Navarro

La ilusión marcó ayer la diferencia en el Teatro de las Esquinas por unas cuantas razones: se reflejó en los rostros del público que llenó el patio de butacas durante la gala del 7º aniversario de la Fundación Lacus Aragón; fue lo que proclamaron las personas y entidades distinguidas en este acto y, además, la capacidad y la necesidad que todos tenemos de ´reilusionarnos` fue el argumento del escritor y conferenciante Luis Galindo para atrapar al público durante la velada.

De dirigirla a buen ritmo se ocupó la periodista de HERALDO Ana Esteban. Ella resumió en cifras de qué forma ha crecido esta fundación y dio paso al sorteo de varios electrodomésticos donados por BSH. También se aprovechó la cita para reconocer por primera vez a los trabajadores que cumplen 5 años en esta entidad, una situación en al que tan solo se encuentra su directora técnica, Irene Melendo, que recibió una distinción de la fundadora Elena Saínza.

Por el escenario también pasaron la directora general de Igualdad y Familias, Teresa Sevillano; la directora provincial de Educación, Isabel Arbués, y el presidente de Atarvez, Armando Royo. Ellos entregaron los tres reconocimientos que este año concede Lacus Aragón: a la Fundación Tutelar Aragonesa Luis de Azúa, que recogió el presidente del patronato, Luis Gonzaga; a la Asociación Down Huesca, que recibió su presidenta Nieves Doz, y a la deportista Teresa Perales, que recogió Javier Gómez en su nombre.

Fernando Gasca, presidente del Patronato de la Fundación Lacus Aragón, tomó la palabra a continuación. Fue breve porque “hablar como telonero de Luis Galindo da mucho vértigo”. Eso sí, invirtió el tiempo necesario en reflexionar para que “de verdad nos creamos que las personas con discapacidad, como todos nosotros, tienen derecho a desarrollar un proyecto vital propio, adaptado a sus capacidades, porque hacen de esta sociedad un mundo mejor”.

Para conseguirlo, prosiguió, solo hay una receta: “La apuesta real por la integración educativa desde edades tempranas y que la administración y las empresas crean en ello, y se les dé la posibilidad de desarrollarse como ciudadanos en derechos y obligaciones, con trabajos acordes a sus deseos y capacidades”. Fue uno de los mensajes más aplaudidos.

No se quedó atrás la ovación que recibió Luis Galindo tras la presentación que hizo de él Fernando Gasca: “Es un enamorado de las personas; adora acompañar a los demás en su desarrollo y es el impulsor del movimiento ´Reilusionarse`”.

Su mensaje humanista caló hondo. El ponente habló de ilusión, de sacar lo mejor de cada uno, de valorar las cosas sencillas de la vida, de entender la discapacidad como una oportunidad... Y, como colofón, reflexionó sobre la idea de que “permanentemente buscamos la felicidad fuera de nosotros cuando está en el interior”.

Etiquetas
Comentarios