Despliega el menú
Sociedad

El presidente de Islandia reabre el debate: piña en la pizza, ¿sí o no?

Las declaraciones del mandatario en un encuentro con niños casi le han costado una crisis diplomática con Canadá, país del que procede tan singular plato.

Imagen de archivo de una porción de pizza.
Imagen de archivo de una porción de pizza con piña.
HA

Es un debate antiguo y con posiciones muy, muy encontradas: piña en la pizza, ¿sí o no? La controversia ha experimentado esta semana un nuevo capítulo esta semana a cuenta del presidente de Islandia, Guðni Th. Jóhannesson, y un grupo de niños.

El mandatario asistió a una conferencia en un colegio en la que contestó a todas las preguntas de los pequeños, según señaló el portal de noticias islandés Visir. Entre las cuestiones cuál era su equipo de fútbol favorito y... qué opina de la piña en las pizzas.

Guðni Th. Jóhannesson se declaró partidario no aderezar las pizzas con piña y, esto, casi ha costado una crisis diplomática entre Islandia y Canadá, país en el que nació Sam Panopoulos, considerado el inventor de tan singular y agridulce mezcla.

Panopoulos, ofendido, contestó al mandatario islandés que la pizza con piña existe en este mundo mucho antes que él. La polémica llegó a Twitter y Jóhannesson ha tenido que matizar sus declaraciones públicamente para 'rebajar' la tensión creada.

"Me gustan las piñas, simplemente no en la pizza. No tengo el poder de hacer leyes que prohíben a la gente poner piñas en su pizza. Me alegro de no tener ese poder. Los presidentes no deben tener poder ilimitado. No quisiera mantener esta posición si pudiera aprobar leyes que prohibían lo que no me gusta. No quisiera vivir en un país así. Para las pizzas, recomiendo mariscos", escribió el presidente islandés en su Facebook este martes.

Lo dicho, un debate antiguo... y muy lejos de quedar esclarecido.

Etiquetas
Comentarios