Despliega el menú
Sociedad

Animales que nunca duermen

¿Podríamos vivir sin apenas haber dormido a lo largo de nuestra vida? Algunos animales sí lo hacen, o al menos en parte. El mundo animal no deja indiferente a nadie.

Hay animales que duermen durante breves periodos de tiempo.
Hay animales que duermen durante breves periodos de tiempo.

Para las personas dormir es fundamental, ya que durante el sueño se producen cambios en el metabolismo, en las hormonas, cambios bioquímicos y de temperatura. Estas son modificaciones necesarias para que el cuerpo y la mente humana funcionen de forma adecuada durante el día.

¿Pero qué pasa con los animales? No todos descansan de la misma manera. Algunos solo duermen de forma parcial o no duermen al completo. Otros tienen periodos cortos de descanso, que son imperceptibles. ¿Lo sabías?

 
Las hormigas: pueden estar despiertas en cualquier momento pero también tienen sus periodos de descanso: hasta 250 siestas al día que pueden durar un minuto. En total unas 4 o 5 horas cada día. La hormiga reina puede alcanzar siestas de hasta 9 minutos. Los tiburones: para conseguir oxígeno, necesitan estar siempre en movimiento. Este oxígeno entra por su boca y sale por las branquias. Hay muchos expertos que sostienen que al observar pocas imágenes inusuales en su entorno, necesitan menos tiempo para procesar los recuerdos. Además, algunos se esconden en cuevas para poder descansar al colocarse de forma que la corriente de las cuevas les aporte el oxígeno que necesitan. Delfines y ballenas: estos animales marinos desconectan un hemisferio del cerebro y mantienen el otro activo para poder salir a la superficie a respirar. Un hemisferio descansa mientras el otro está activo. Se alternan los hemisferios. Las crías si que pueden dormir porque se sitúan al lado de las madres que las arrastran con su movimiento. Las jirafas: duermen un total de dos horas al día, aunque no lo hacen seguido. Duermen siestas de 7 minutos. Suelen dormir de pie, aunque también lo hacen recostadas. Los caballos y los burros: duermen tres horas diarias y suelen hacerlo de pie, aunque para dormir profundamente deben de estar echados. Los elefantes: son animales que también duermen a ciclos para descansar un total de tres horas. Como tienen que soportar mucho peso suelen dormir de pie apoyados en un árbol, ya que si se acomodan más, es para poco tiempo. Entonces se despiertan, y se acomodan de otro lado. Las crías si que duermen tumbadas y durante más tiempo. Vacas y ovejas: estos animales duermen unas cuatro horas al día. Y tiene sentido porque cuando los humanos no pueden dormir, ¿qué hacen? Contar ovejas, por tanto, tienen que estar despiertas para ir saltando al ritmo del conteo.

Etiquetas
Comentarios