Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Nioh, el extraño placer de morir sin parar

Este juego es un auténtico 'machacapulgares' que medirá tu pericia con el mando de la PS4.

El protagonista es un curioso pirata ninja de aspecto occidental
El protagonista es un curioso pirata ninja de aspecto occidental

Acostúmbrate a morir, porque en Nioh lo vas a hacer un montón de veces. Es un juego difícil, para los amantes de los retos. Un arcade clásico que desafiará tu habilidad con el mando de la PS4.

Convertidos en una curiosa mezcla de pirata ninja, viajaremos al Japón de 1600 para enfrentarnos a todo tipo de enemigos, desde majestuosos caballeros a gigantescos demonios. Todo ello rodeado de un ambiente lúgubre y una música oscura, que colaboran para crear una atmósfera tenebrosa y agobiante.

Nioh es un juego completamente lineal, en el que deberemos ir del punto A al punto B recorriendo pasillos y caminos repletos de enemigos y al final de los cuales nos aguarda, invariablemente, un jefe final.

La historia aquí no es lo principal, pero digamos que somos un guerrero en busca de unas piedras enormemente poderosas que en las manos equivocadas podrían desatar el apocalipsis. Lo típico, vamos. Pero, en Nioh, lo que importa es la lucha. Un sistema de batallas basado en esquivar, cubrirse y golpear. Un auténtico ‘machacapulgares’ en el que cada movimiento importa, y en el que un simple error nos puede llevar a tener que repetir un mapa entero. Por suerte el mando responde muy bien y cada pulsación se traduce un movimiento preciso.

Para poder matar más y morir menos, será muy importante elegir bien nuestro equipamiento, desde la armadura de cada parte del cuerpo hasta nuestro arma principal. Para ello podremos escoger entre espadas, hachas, katanas y demás armamento cada una con cualidades y defectos. También podremos desarrollar diferentes estilos de lucha, habilidades y magias que nos serán muy útiles, sobre todo, para derrotar a los enemigos más temibles.

Los gráficos son buenos, sin llegar a impresionar, pero con momentos cargados de espectacularidad por el tamaño y monstruosidad de los demonios a los que nos enfrentamos. Las animaciones contribuyen a tejer la historia y no hay transiciones pesadas entre la acción y la narración. Los tiempos de carga son también bastante rápidos, algo que se agradece especialmente dada nuestra afición por morir una y otra vez. En algunos momentos los objetivos no se fijan y las cámaras pueden jugar malas pasadas, pero en general el juego se comporta bien en el apartado gráfico.

En definitiva, Nioh es un buen juego para los aficionados a títulos como ‘Dark Souls’ o ‘Bloodborne’, para jugones dispuestos a pasar horas muriendo sin parar, entrenando los pulgares, y pasando de la desesperación de no poder superar un enemigo al éxtasis cuando al fin lo derrotas.

Consigue una copia gratis de Nioh en el #ConcursoNioh

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión