Despliega el menú
Sociedad

7 formas de regalar una rosa por San Valentín

De sobras es sabido que la rosa roja es la flor por excelencia del amor y la pasión, lo que quizá no se sepa es que, como obsequio, puede adoptar múltiples formas y convertirse en un recurso innovador y sorprendente.

Rosa roja con el desayuno.
Rosa roja con el desayuno.

Es un clásico de los regalos de pareja y, especialmente de cara al ‘día de los enamorados’, una opción con la que acertar siempre. De sobras es sabido que la rosa roja es la flor por excelencia del amor y la pasión, lo que quizá no se sepa es que, como obsequio, puede adoptar múltiples formas y convertirse en un recurso innovador y sorprendente.

Así lo descubren desde Irisflor, almacén mayorista de flores en Zaragoza, que durante estas semanas han estado muy al tanto de las últimas tendencias para ofrecérselas a sus clientes. Gracias a ellos, planteamos unas cuantas sugerencias para este 14 de febrero, cuando se celebra San Valentín:

-<" cke:reset="1">En ramo. Es la forma más tradicional de regalar rosas. La docena es el número que se aconseja desde las floristerías para que se pueda confeccionar un ramo equilibrado y armónico y para que el resultado sea vistoso. -<">En solitario. Una sola rosa también puede deslumbrar a la pareja. Se puede presentar en un original envoltorio, ya sea una elegante caja o un celofán de fantasía. Nuestra sugerencia es decantarse por propuestas más arriesgadas, como las que incluyen la rosa en una pequeña botella de champagne o benjamín. -<">Para siempre. No solo los diamantes son para toda la vida, pues ahora las rosas se suman al carro, gracias a las técnicas de preservación tan en boga en el ámbito de la botánica, que permiten que las flores y las plantas duren años sin necesidad de brindarles cuidados. Hoy por hoy, se llevan las creaciones que resaltan el color rojo y apuestan por el verde como acompañamiento. -<">Como joya. Hasta tal punto rivalizan con los diamantes que las rosas pueden presentarse dentro de estuches o joyeros que dejarán a la persona que lo reciba con la boca abierta. Para ello, se utiliza la cabeza de la flor preservada , recurso que también se utiliza para llenar copas, tazas o atractivos recipientes de cristal. -<">Como detalle. Cabe imaginarse la cara que pondría nuestra pareja si el día de los enamorados le obsequiamos con un desayuno a domicilio que incluye una rosa roja. ¿De película? Sí, pero hay más de una floristería que ofrece este servicio. Animaos a preguntar. -<">En un centro de mesa. Los hay espectaculares, elegantes, divertidos y sorprendentes… ideal para los que no quieren quedarse cortos y apuestan por un regalo que dé vida al hogar durante las próximas semanas. Con tallo, con macetas o con cestas, las opciones se multiplican. -<">En pétalos. Hay quien sueña con una alfombra de pétalos de rosa para ambientar una escena romántica, donde las velas también pueden jugar un papel importante. Se pueden adquirir en casi cualquier floristería y prometen una velada muy especial.Todo es posible  cuando se trata de rosas y, por supuesto, cuando se trata de amor.

Etiquetas
Comentarios